Científicos advirtieron desde hace más de una década sobre la posibilidad de este terremoto

La zona Constitución-Concepción estaba bajo estudio desde fines de los 90. La red está convulsionada con un artículo especializado que en junio de 2009 describía este sismo. Pero hay otro que ya en 1998 identificó el área como un lugar vulnerable. El Mercurio, 03 de marzo 2010.
Descargue;estudio AQUÍ


No hay crónica más anunciada que la de este terremoto. Al menos la comunidad científica sabía que la zona costera comprendida entre Concepción y Constitución estaba acumulando energía bajo la tierra desde 1835, cuando se produjo el último sismo del lugar.

La última prueba de que ese conocimiento existía es una investigación publicada en junio de 2009 en una revista científica.

El informe señala que "la región entre 35° S y 37° S (Concepción-Constitución) es un claro blanco para un terremoto mayor (…) en las próximas décadas. En cualquier caso, es la mayor brecha (o laguna sísmica: espacio de tiempo en que no se ha producido un terremoto de tal magnitud y extensión) que permanece en Chile".

Después de analizar los desplazamientos de las placas de esa zona, expresa: "Concluiríamos que la parte sur de la laguna sísmica Concepción-Constitución ha acumulado un déficit de desplazamiento que resulta suficientemente grande como para generar un muy fuerte terremoto de entre 8 y 8,5°. Esto es, por cierto, el escenario más pesimista y requiere ser refinado con nuevas investigaciones".

El estudio, en el que participaron desde Chile los sismólogos Edgar Kausel, Jaime Campos y Sergio Barrientos, se titula "Mediciones por GPS del estrés acumulado en la laguna sísmica entre Concepción y Constitución". Apareció en la revista "Physics of the Earth and Planetary Interiors".

Aunque en estos días el link del informe circula como "papa caliente" por internet, ya en 1998 la investigación "Sismicidad en Chile", del sismólogo Raúl Madariaga, advertía que la laguna de Constitucion-Concepción era una de las dos más importantes en el país (junto a otra en el norte). Y dice que debe ser estudiada, pues "es una de las zonas de mayor concentración de población y de actividad económica de Chile". Y remata: "Todo indica que esta zona debe estar cerca de una próxima ruptura".

Este informe expresa, además, que la zona comenzaría a ser estudiada para medir su actividad sísmica. Artículos periodísticos del año 2000 consignaron que Sismología de la U. de Chile y el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada estaban ya en ello para planificar también métodos de evacuación.

En 2007, tras el terremoto de Aysén, los sismólogos volvieron a advertir -y este diario así lo publicó- que seguía pendiente el gran terremoto de la laguna Constitución-Concepción.
El norte: la otra gran laguna

Los estudios sismológicos tienen identificadas dos zonas vulnerables, o donde se espera que ocurra un sismo de gran tamaño (que afecte a una zona amplia) y magnitud, pues hace más de 100 años que no hay uno en ese lugar. Fuera de producirse esta ruptura entre Constitución y Concepción, que llena la brecha en la zona centro-sur, la laguna sísmica más antigua ahora pasó a ser una ubicada en el norte, entre Arica y Antofagasta, donde no se ha producido un terremoto de gran tamaño desde 1877. Ese sismo afectó una zona de unos 500 kilómetros e incluyó un gran tsunami . La conclusión del sismólogo Raúl Madariaga, en su estudio de 1998, es que las dos lagunas debían ser estudiadas e instrumentadas.

 

Comments are closed.