Clientes residenciales podrían operar como generadores eléctricos

Filial de distribución del grupo CGE analiza opción. Una de las opciones que circula para mejorar los niveles de seguridad del sistema eléctrico, tras el debate que planteó el apagón que afectó a buena parte del país la semana pasada, es la denominada generación distribuida, que apunta a desconcentrar las fuentes de generación y acercarlas a los centros de consumo. El Diario Financiero, 22 de marzo 2010.


Coincidiendo con esta discusión, EMEL, filial que agrupa los activos de distribución del grupo CGE en el Norte Grande, lanzó un proyecto -que contará con cofinanciamiento de Innova Corfo- para implementar generación fotovoltaica en viviendas que están conectadas a la red con el objetivo de "netear" sus consumos respecto de los volúmenes que reciben del sistema.

La iniciativa, que tendrá un costo total de $ 60 millones y será implementada en la Región de Arica-Parinacota por Emelari, la filial de distribución que atiende en esa zona, consistirá en instalar estas unidades que generan electricidad a partir de energía solar en tres viviendas residenciales que estén conectadas a la red de distribución de la ciudad de Arica.

El gerente general de EMEL, Cristián Saphores, explicó que la electricidad generada por el panel fotovoltaico será convertida de corriente continua a alterna por un inversor, transformándola en un producto absolutamente compatible con el consumo del hogar y con el funcionamiento de la red de distribución de la empresa eléctrica.

Inyección al sistema

"El objetivo es identificar barreras e incertidumbres y proponer cambios en el ámbito regulatorio, económico y técnico para poder implementar masivamente un modelo de negocio que utilizaría una tecnología probada", señaló.

Las características de los combustibles que forman parte de la matriz de generación del sistema nortino (carbón y diésel) hacen que los clientes de esa zona enfrenten un alto costo energético.

En esa línea, el ejecutivo agregó que su plan considera instalar medidores bidereccionales para determinar la diferencia entre lo consumido y lo generado en cada momento.

La idea es que la energía generada optimice el consumo mensual de electricidad de la vivienda e incluso transferir al mercado del Sistema Interconectado del Norte Grande, SING, el eventual excedente que se produzca si el consumo es menor que lo generado.

El desarrollo del programa tomará dos años y está concebido en cuatro etapas: preliminar, de construcción de piloto, puesta en marcha y análisis de resultados.
  
Línea de Innovación Empresarial

El proyecto de Emel obtuvo un financiamiento de $ 30,1 millones de InnovaChile de Corfo y se enmarca dentro de la Línea de Innovación Empresarial de rápida implementación que nace a mediados de 2009 como respuesta a la etapa de dificultades económicas que vivió el país. Se trata de un subsidio que apoya la creación de valor en las empresas nacionales, a través de la transformación de ideas o conocimientos en nuevos o significativamente mejorados productos, procesos, métodos de comercialización o métodos organizacionales de rápida y mediana implementación.

Para InnovaChile y la Dirección Regional Corfo Arica y Parinacota, de cumplirse los resultados técnicos y económicos del plan, Emelari desarrollará un nuevo modelo de negocios: ofrecerá el producto a sus clientes, como una oportunidad de reducir sus costos energéticos, y a las instituciones nacionales como Serviu, como una forma de ampliar la calidad de las viviendas ofrecidas.


 

Comments are closed.