Conama: plantas dañadas no requerirán de nuevos estudios

Pero sí tendrán que solicitarlo aquéllas aprobadas antes de 1994. Sólo si sufren grandes modificaciones deberán pedir una evaluación ambiental. El Diaio Financiero, 05 de marzo 2010.

Pero sí tendrán que solicitarlo aquéllas aprobadas antes de 1994. Sólo si sufren grandes modificaciones deberán pedir una evaluación ambiental. El Diaio Financiero, 05 de marzo 2010.


El fuerte terremoto que afectó al país provocó que muchas fábricas y plantas productivas sufrieran evidentes daños estructurales o desaparecieran por completo, las que deberán repararse o reconstruirse.

Si bien, según explicó la directora de la Comisión Nacional del Medioambiente (Conama) de la Región del Maule, Mónica Rivera, muchas de estas estructuras fueron sometidas a evaluación ambiental y cuentan con su resolución para operar, para iniciar su reconstrucción no requerirán nuevamente de estudios por parte del organismo, siempre y cuando, la infraestructura no sufra cambios considerables.

"Si una planta se vio afectada y quieren reconstruirla, pueden hacerlo sin pedir nuevamente permiso, porque ese es el proyecto que está autorizado y no están modificando lo que presentaron", indicó.

Sin embargo, si esa nueva construcción contempla una modificación de importancia, es decir, que generará mayor electricidad, residuos o impactos ambientales, sí será necesario someterlo al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental.

Mutrún de Arauco

No obstante, hay plantas que fueron destruidas por el terremoto que van a tener que ingresar sí o sí a evaluación, pues fueron autorizadas antes de la publicación de la Ley de Bases del Medio Ambiente en 1994, fecha en que comenzó a regir el sistema evaluador.

Ese sería el caso, según explicó Rivera, del aserrado Mutrún, de Arauco, ligado al grupo Angelini, en Constitución y que fue arrasado por las aguas.

La instalación "va a tener que entrar al sistema de evaluación, porque fue autorizado previo a la ley, pero no implica problema, porque Arauco tiene todas sus instalaciones con resoluciones y no hay mayor dificultad en el cumplimiento de los estándares ambientales".

Esto, dijo, no sería un mayor problema para las compañías, ya que la gran mayoría "está certificada con normas internacionales, que tienen exigencias superiores a la normativa chilena", manifestó. 

Comments are closed.