Consecuencias del terremoto amenazan estabilidad laboral en la industria acuícola de Chiloé

Los trabajadores hicieron valer sus derechos y no permitieron que la empresa de la comuna de Ancud los despida acogiéndose al artículo 159 del código laboral, el cual permite despedir a los trabajadores sin previo aviso y sin derecho a indemnización. Prensa OLACH, 3 de marzo de 2010.
Lea noticia relacionada: Terremoto causa leve impacto en empresas salmonicultoras.


Las consecuencias del terremoto que afectó a nuestro país el pasado 27 de febrero ya comenzaron a repercutir en Chiloé, específicamente en la industria acuícola.

En momentos en que todo Chile solidariza con los afectados de la tragedia, la empresa Cataluña de la comuna de Ancud intentó sacar provecho de la situación y en la jornada de ayer intentó despedir a sus trabajadores acogiéndose al inciso Nº6 del articulo 159 de la ley laboral, que indica que por casos fortuitos o de fuerza mayor puede despedir a sus trabajadores sin previo aviso y sin derecho a indemnización, ante lo cual los trabajadores de los sindicatos de la empresa hicieron un alto y comenzaron a negociar.

Las razones de la empresa son que producto del terremoto no tienen el petróleo especial utilizado para sus procesos productivos y por ende se vieron en la obligación de parar su producción durante estos días, ya que el abastecimiento de combustible era realizado desde la planta de ENAP ubicada en el ciudad de Talcahuano, uno de lugares más afectados por el terremoto y tsunami.

Ante esta situación Luis Cadín, presidente del sindicato Nº 2 Unidad y Trabajo de Cataluña y presidente de la Federación de Ancud conversó con OLACH y señaló que durante el día de hoy lograron llegar a un acuerdo con la empresa, “nosotros como dirigentes sindicales llevamos años trabajando en esto y sabemos muy bien cuando se puede aplicar este articulo y les hicimos ver que aquí no es el caso y no permitiríamos esa determinación”, ante la posición de los dirigentes, la empresa revocó la decisión al encontrarse ésta fuera de lugar, “si el tsunami y el terremoto hubiera sido aquí en Ancud o la empresa hubieran sufrido un incendio que destruya su infraestructura, solo ahí correspondería” precisó Cadín.

Acuerdo

El acuerdo convenido por la empresa con los trabajadores, después de varias reuniones, fue no despedir a ningún trabajador, “llegamos a una solución salomónica, para el bien de ellos y de nosotros los trabajadores. Esta fue que se les darán vacaciones a los trabajadores por 4 días y 4 días con permiso sin goce de sueldo, la idea fue compartir entre trabajadores y la empresa esta situación y sus costos”, dijo el dirigente aludiendo a que ellos como dirigentes siempre velarán por los derechos de sus trabajadores.

Existe gran preocupación por que la escasez de combustible comience a afectar a otras empresas del rubro en la comuna, así lo señaló Cadín quien dijo que ya se está contactando con los dirigentes de los sindicatos asociados a la Federación de Ancud y coordinarán una reunión para la próxima semana para luego reunirse con las autoridades y saber cómo enfrentarán el tema.

Comments are closed.