Definen restricción a catalíticos

Si bien el año pasado debutó la norma que aumentó a cuatro los dígitos con prohibición de circular en días de preemergencia ambiental, la autoridad de Transportes tiene plazo hasta mañana para dirimir si rebaja esta medida a dos dígitos. La Nación, 30 de marzo 2010.


Si la autoridad aplica restricción de cuatro dígitos a los autos catalíticos, más de 380 mil vehículos no podrán circular en días de preemergencia ambiental, a riesgo de recibir una multa que supera los 50 mil pesos. Foto: Elvis González.

Antes del 31 de marzo el Ministerio de Transportes (MTT) definirá en qué medida restringe la circulación de autos con convertidor catalítico en días de preemergencia ambiental. En otras palabras, la autoridad debe decidir si mantiene la restricción en cuatro dígitos -como debutó en 2009 tras dos años de postergaciones-, o la reduce a dos dígitos, como ocurría hasta 2008.

Cada año, entre el 1 de abril y el 31 de agosto, Santiago comienza la “temporada de esmog” en que debe operar el Plan de Gestión de Episodios Críticos que, entre otras medidas, incluye la restricción vehicular.

En este contexto, la diferencia entre restringir dos y cuatro dígitos a autos con sello verde en días de preemergencia no es menor: en el primer caso impacta a 190 mil vehículos, y en el segundo a unos 388 mil autos que, en promedio, trasladan a 1,53 pasajeros.

En este segundo escenario, además, la norma (Decreto Supremo 58) señala que a los cuatro dígitos con catalítico se añaden seis dígitos de autos sin sello verde, es decir, otros 102 mil autos fuera.Por ello, si Transportes opta por cuatro dígitos a catalíticos y seis a no catalíticos, de acuerdo a cifras del MTT de 2009, deberían bajar de sus autos unos 750 mil santiaguinos que, sin su vehículo, tendrán que acudir a Metro o Transantiago, sistemas que ya operan al límite de capacidades. Por lo mismo, el dilema del ministerio radicaría en ponderar si el transporte público es o no capaz de absorber miles de nuevos usuarios que, adicionalmente, desde el próximo 17 de abril deberán pagar la tarifa más cara de los últimos años.

En dos semanas más, Metro en hora punta sube a 490 pesos y Transantiago hasta 430 pesos, ambos precios con perspectivas de alza para mayo.

Y hay otro tema. Como los automovilistas no están familiarizados con Transantiago, se espera que prefieran Metro que, a diferencia de 2009, ahora tiene presión extra por los miles de nuevos pasajeros que se sumaron a la red tras estrenarse las extensiones a Las Condes y Pudahuel.

Comments are closed.