La Moneda envía esta semana proyecto que agiliza licitaciones y permisos medioambientales

Piñera anuncio el envío de dos iniciativas, una para enfrentar la emergencia y otra para financiar la reconstrucción, modificando el Presupuesto. En el gobierno explican que se busca acelerar trámites como los permisos ambientales para obras de infraestructura en las zonas afectadas, pero aumentando las multas posteriores para que no se vulnere la ley.; La Tercera 14 de marzo 2010.


En Talcahuano, junto a la imponente escena de barcos varados en medio del puerto producto del maremoto, Sebastián Piñera anunció el envío al Congreso de dos proyectos de ley, uno para enfrentar la emergencia y otro para reconstruir el país.

"Vamos a enviar un proyecto para utilizar todas las herramientas y recursos disponibles para acelerar el proceso de enfrentar la emergencia y un proyecto de reconstrucción, que va a significar una reformulación muy profunda del Presupuesto 2010, porque las prioridades han cambiado", indicó el Presidente.

Según altas fuentes de gobierno, está programado que la propuesta sobre la emergencia sea enviada a fines de esta semana y por ello ayer el ministro secretario general de la Presidencia, Cristián Larroulet, estuvo en La Moneda junto a su equipo afinando los detalles. También sostuvo una reunión de trabajo con seis ministros para tratar el tema y el borrador de la iniciativa ya fue distribuido entre algunos parlamentarios de la Alianza.

En cuanto al proyecto que reordena el presupuesto para traspasar recursos a labores de reconstrucción, Piñera lo conversó con el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, quien ayer estuvo trabajando en esta materia y hoy se reunirá con el Mandatario. Aunque están a la espera de un informe de la Dipres para determinar los montos que se requieren, una de las alternativas es que no se modifique el presupuesto a través de un proyecto de ley, sino mediante las atribuciones que el Presidente tiene para ello.

Agilizar trámites

Aunque el jefe de Estado no entregó detalles, fuentes de gobierno indicaron que la ley de emergencia busca agilizar trámites que en tiempos normales pueden tardar meses o incluso un año, pero que de este modo se demorarán 10 días.

Así, por ejemplo, los llamados a licitación en Obras Públicas para construir nueva infraestructura en las zonas afectadas o las aprobaciones medioambientales, que en períodos normales requieren de meses de estudio.

No obstante, para evitar que se vulnere la normativa ambiental, se establecerán contrapesos como fuertes fiscalizaciones una vez que las obras estén construidas o aumento de multas para quienes no respeten la ley en esta materia.

Como ayuda a los familiares de las víctimas, el proyecto también contempla acelerar la declaración de causa de muerte presunta. Esto permite regular las situaciones de herencia y patrimonio en el caso de las personas desaparecidas, así como adelantar el pago de pensiones.

Otra medida permitirá apurar las órdenes de demolición en edificios y sectores dañados, para poder reconstruir cuanto antes. Según fuentes de la Alianza, la idea es acelerar el traspaso de recursos a las organizaciónes de emergencia y a las intendencias.

Como prioridad está la puesta en marcha de todos los servicios básicos y la reanudación de clases en las escuelas. Por ello, ayer Piñera puso un plazo de dos meses para solucionar las necesidades más urgentes: "Puedo anticipar que en plazos que van hasta los 60 días vamos a tener enfrentado el tema de la salud, el tema de la educación y el tema vial, pero con soluciones de emergencia".

También se apurará la reforma a la ley de donaciones, que busca incentivar el ingreso de financiamiento privado para la construcción de escuelas y hospitales. Según señalan en el gobierno, no sólo se establecerá un incentivo económico a estos aportes, sino también un "reconocimiento moral". Para ello, están estudiando la legislación de Estados Unidos, donde se registra un nombre o placa recordatoria en cada obra financiada por particulares. 
 
 
 Recuadro : 
 
 Fórmulas de financiamiento

A full trabaja el equipo económico para afinar los cálculos del costo de la reconstrucción. A modo preliminar se estima que el stock de capital del país asciende a unos US$ 278.000 millones y que de ello, entre un 5% y un 10% estaría afectado. Las autoridades trabajan con un escenario base de 7%, es decir, unos US$ 19.460 millones. A modo de comparación, en el terremoto del 60, aproximadamente un 5% del stock de capital se vio impactado.

Entre las vías posibles de financiamiento, el Presidente Sebastián Piñera ha mencionado la reasignación de recursos del Presupuesto 2010, el uso prudente de los ahorros del país que están en el exterior, la contratación de créditos externos y el mejor precio del cobre.

El plan de reconstrucción tomará probablemente todo el período de Piñera en la presidencia. Por ello, el actual presupuesto asumirá una parte de esos gastos y en el equipo económico están enfocados en determinar cuánto se podrá aportar a través de reasignaciones para luego evaluar la posibilidad de hacer crecer las partidas. En el gobierno tienen presente que no pueden presionar el gasto público, pues con ello afectarían el tipo de cambio.

Las propuestas del gobierno

Hacienda reformulará el Presupuesto 2010 para financiar la reconstrucción. La medida se hará a través de un proyecto de ley o mediante las atribuciones que el Presidente tiene para ello.

Se enviará un proyecto para acelerar los trámites para enfrentar la emergencia como son las órdenes de demolición, las licitaciones de Obras Públicas y las aprobaciones ambientales.

Se agilizará la declaración de causa de muerte presunta para el caso de las víctimas desaparecidas. Esto permitirá a los familiares regularizar situaciones de herencia y patrimonio.

Se reformulará la ley de donaciones para incentivar el aporte privado a obras de infraestructura, mediante beneficios tributarios y “reconocimiento moral” como placas recordatorias a los donantes.

Comments are closed.