Más de 15 mil personas y diferentes instituciones se suman a La Hora del Planeta en Chile

A través de redes sociales y otros canales han surgido iniciativas espontáneas para difundir el evento que llama a apagar la luz por 60 minutos.;Emol.com, 25 de marzo 2010.


A pesar de la situación en que quedó el país luego del terremoto y que algunas actividades que llamaban a apoyar la iniciativa se suspendieron por la misma causa, La Hora del Planeta ha tenido una gran acogida entre los chilenos y ha despertado gran entusiasmo ciudadano, con cerca de 15 mil personas adheridas en redes sociales e inscritas en el sitio www.horadelplaneta.cl.

La WWF, organización detrás del evento, destacó las cifras, que "constituyen una gran adhesión, considerando que el último mes ha sido muy difícil para el país debido al terremoto del 27 de febrero, lo cual también motivó que la campaña en sí se redujera casi sólo a una semana, sin grandes hitos comunicacionales ni eventos públicos, como se tenía programado", señaló Ricardo Bosshard, director de WWF Chile.

De este modo, la campaña de este año se ha enfocado principalmente en invitar a toda la comunidad a una hora de tranquilidad y reflexión en torno al cambio climático y la naturaleza en general, ya sea en sus hogares, barrios o universidades, apagando las luces y los artefactos no esenciales sólo en los casos en que esto sea prudente.

Un apoyo clave en esta exitosa convocatoria, junto con el aporte de los patrocinadores, ha sido el trabajo voluntario de jóvenes estudiantes agrupados en la Confederación de Estudiantes de Ciencias Ambientales de la Educación Superior (CECADES), quienes con mucho entusiasmo han repartido puerta a puerta los materiales promocionales de La Hora del Planeta (poleras, posters y volantes) en las ciudades de Iquique, Antofagasta, Coquimbo, La Serena, Valparaíso, Santiago, Rancagua y Temuco.

Lo mismo realizan en Valdivia más de 50 voluntarios de la carrera de Conservación en Recursos Naturales de la Universidad Austral (UACh). Y más al sur, en Chonchi, la propia municipalidad se ha sumado a esta cruzada ambiental promocionándola en colegios, además de preparar actividades para el sábado 27. Además, en 10 tiendas de Falabella ubicadas tanto en Santiago como en Antofagasta y Concepción, se están vendiendo poleras de este evento. Esto significa una gran ayuda, ya que cada venta es una donación a esta iniciativa.

Edificios insignes

Y si bien este año tampoco se realizaron llamados a apagar la iluminación de grandes edificios e íconos, ya se confirmó el apagado de la Torre ENTEL y su pantalla LED, que es la más grande de Latinoamérica.

Falabella igualmente se sumó a este llamado, comprometiéndose a apagar por una hora los letreros exteriores de todas sus tiendas en todo el país y Coca-Cola de Chile también hará lo mismo con sus anuncios de vía pública. Poco a poco otras empresas también han ido anunciando acciones similares.

Asimismo, y de forma espontánea, la cuenca del Lago Llanquihue, uno de los destinos turísticos más importantes del sur de Chile, ya comprometió su participación en La Hora del Planeta. Esto, a través de su Consejo Público-Privado, que agrupa a cerca de 300 socios, principalmente empresarios gastronómicos y hoteleros, además de servicios públicos y los municipios de las comunas ribereñas, quienes están difundiendo la campaña y esperan apagar las luces no esenciales entre las 20:30 y las 21:30 horas de este sábado, justamente la acción central de La Hora del Planeta.

“En esta ocasión no llamamos directamente a las autoridades ni a las ciudades a apagar sus luces prescindibles ni las de sus edificios emblemáticos, dado que entendemos que los mayores esfuerzos en este momento en Chile están concentrados en apoyar a las zonas más afectadas. Lo mismo ocurre con WWF, que de inmediato ha puesto a disposición del país toda su experiencia internacional para contribuir a una reconstrucción sustentable. Sin embargo, valoramos mucho los apoyos espontáneos que han ido surgiendo a La Hora del Planeta, los que sin duda se irán multiplicando de aquí al sábado”, comentó Ricardo Bosshard.

“Por otro lado, creemos que campañas como ésta son un aporte para el espíritu del país y permiten que Chile dé también una señal hacia fuera y diga con mucha fuerza que, a pesar de la catástrofe que nos golpeó como nación, también estamos preocupados por lo que ocurre en el resto del planeta y nos sumamos a este gesto global de acción frente al cambio climático”, agregó el director de WWF Chile. 


 

Comments are closed.