Ministerio avanza con trámite de polémica norma ambiental

Se trata de regulación de emisión de material particulado 2.5. El Diario Financiero, 29 de marzo 2010.;;


Pese a las denuncias de un trámite irregular y al rechazo que provocó en diversos sectores lo exigente de sus límites, el gobierno de Sebastián Piñera decidió seguir adelante con la tramitación de la norma de emisión de Material Particulado 2,5 (MP 2,5), que regula la liberación a la atmósfera de estas partículas, que, por ser el material respirable más fino que existe, afecta directamente a la salud de las personas.

El 10 de marzo, a un día del cambio de mando, el Consejo de Ministros de la Comisión Nacional de Medioambiente (Conama) -la máxima instancia resolutiva de la entidad- aprobó el texto que fija los rangos graduales -entre 2012 y 2032- a los que, principalmente la industria y el transporte, deberán someterse para cumplir la normativa. Las nuevas autoridades decidieron seguir adelante con el trámite, pese a las críticas que despertó que las exigencias planteada fuesen incluso más altas que las actualmente vigentes en países desarrollados.

Cumplir con lo anterior, de acuerdo con cálculos públicos, demandaría inversiones por más de US$ 5.000 millones.

Tampoco pesaron los reparos respecto de la forma en que se procedió a la aprobación de la norma. De hecho, recientemente el presidente de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa), Andrés Concha, señaló que el gremio hizo llegar sus comentarios a su diseño, sin recibir respuesta de la Conama. "También resulta extraño que esta decisión fuese acordada por el Consejo de Ministros, sin la opinión del Consejo Consultivo, trámite que exige la ley", explicó el dirigente.

Asumir el costo político

De acuerdo con información entregada el viernes por el Ministerio de Medioambiente, actualmente la norma está en el Ministerio Secretaría General de la Presidencia (Segpres) para ser sometida a consideración del Presidente de la República.

Conocedores del sistema explicaron que, si el mandatario no realiza observaciones al texto -las que de existir no afectarían mayormente a lo aprobado por el gobierno saliente-, la norma de emisión pasará a la toma de razón en la Contraloría y luego se publicaría en el Diario Oficial, entrando en vigencia.

Trascendió que La Moneda evaluó hacer algún ajuste a lo establecido en la norma, entre lo cual habría estado subir los límites de emisión o cambiar su rótulo de "norma" a "punto de referencia", lo que podría haber ayudado a consensuar posturas con los privados, que en este tiempo se mostraron partidarios de regular el MP 2,5, pero con rangos adecuados al país.

Sin embargo, la decisión final fue echar pie atrás a cualquier modificación y asumir el costo político.


 

Comments are closed.