Proyección de exportaciones forestales cae 15% por el sismo

Paralización de producción de celulosa en marzo será determinante. "Creemos que el epicentro del terremoto fue en el sector forestal". El Diario Financiero, 09 de marzo 2010.


Con estas palabras el presidente de la Corporación Chilena de la Madera (Corma), José Rafael Campino, definió el difícil momento que atraviesan las empresas del sector y sus trabajadores, luego del terremoto del pasado 27 de febrero, el cual dañó varias plantas e incluso arrasó con un aserradero de Arauco, en Constitución.

Si bien el gremio aún no cuenta con las pérdidas financieras y de producción que provocará el sismo y posterior tsunami en la industria, que se concentra principalmente en las VII y VIII regiones, -las zonas más afectadas-, ya se están haciendo las primeras estimaciones.

Campino señaló que, a raíz de la catástrofe, la estimación de exportaciones para 2010 caerá cerca de 15%, desde los US$ 4.900 millones proyectados, inicialmente, hasta cerca de US$ 4.200 millones.

El presidente de Corma explicó que una de las razones fundamentales para este ajuste es la paralización de la producción de celulosa por parte de Arauco y CMPC.

Ambas empresas informaron a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) que, debido a los múltiples deterioros que sufrieron sus plantas de celulosa, no producirán pulpa en marzo.

Incluso en el caso de Arauco, que tiene paralizadas su plantas de Nueva Aldea, Arauco, Valdivia, Licancel y Constitución, ésta última podría estar sin operaciones hasta seis meses, según informó la semana pasada el subgerente de Asuntos Corporativos de la forestal del grupo Angelini, Andrés Morán.

Según coinciden tanto en las empresas como los analistas, esta menor producción disminuirá la oferta de celulosa a nivel mundial, lo que podría llevar a un aumento en su valor, debido a que Arauco es el segundo productor de pulpa a nivel mundial, mientras que CMPC le sigue en el cuarto puesto.

Peor que la crisis financiera

El terremoto pilló a la industria forestal en pleno proceso de recuperación, luego que las exportaciones del sector cayeran 23% en 2009, en comparación con el ejercicio anterior, alcanzando cerca de los
US$ 4.100 millones, tras la caída en el precio de la celulosa y la venta de productos de madera destinados a la construcción a raíz de la crisis financiera.

Por ello, y antes del sismo que remeció a la zona centro-sur del país, fue el mismo Campino quien proyectó un crecimiento de 17% en 2010, por lo que ahora sólo llegaría al 2%.

En esa línea, el gerente general de Masisa, Roberto Salas, señaló que "el proceso de reactivación que comenzamos a sentir a finales del año pasado e inicios de este año, obviamente, en el primer trimestre o hasta el primer semestre va a ser impactado por todas las fábricas que están paralizadas".

Pero más que las cifras, en la industria coincidieron que la actual coyuntura es más grave que la crisis financiera, debido a que involucró daños personales y en las instalaciones de la compañía.

El gerente general de CMPC, forestal del grupo Matte, Arturo Mackenna, indicó que ambos traspiés "son de naturalezas total mente distintas, porque aquí se quiebran algunos huesos y en las crisis financieras afecta a los bolsillos, pero en ésta se quiebran algunos huesitos y hace que duela mucho más".

En otro ámbito, Campino dijo que la industria buscará impulsar la construcción de viviendas tras el sismo, ya que, explicó, "está demostrado en este terremoto que la construcción en madera tiene muchas ventajas, y no se han hecho todos los esfuerzos por para que las viviendas se construyan en madera", dijo.


 

Comments are closed.