Valdivia tendrá parque nacional: Alerces serán protagonistas

Ubicado en la XIV Región, 40 kilómetros al suroeste de Valdivia y en el corazón de la cordillera de la Costa, Alerce Costero comprenderá un área que preservará una variada flora y fauna. Sólo falta que el Estado promulgue su creación.;La Segunda, 24 de marzo 2010.


Cuando a fines de 2006 se creó la Región de Los Ríos —con Valdivia como capital—, uno de sus “debe” era la ausencia de un Parque Nacional, justo donde la selva valdiviana es el rasgo más característico de la zona. Un panorama que pronto cambiará, gracias a la iniciativa de una ONG estadounidense que —con aporte estatal— estrenará un parque de 25 mil hectáreas llamado Alerce Costero.

La rana Eupsophus roseus, el monito del monte, el carpintero magallánico, el huillín (nutria de río) y el pudú son algunas especies que —así como olivillos y alerces— se busca preservar a 40 kilómetros al suroeste de Valdivia.

De hecho, el parque estará situado en el segundo bosque templado lluvioso en magnitud de la Tierra, que además es el hogar de los alerces más septentrionales del mundo.

La iniciativa, asimismo, marca el estreno en nuestro país de la ONG The Nature Conservancy (TNC) en la administración de reservas naturales, entidad que antes sólo había realizado asesorías en el país.

“Sólo el uno por ciento de Chile mediterráneo está protegido. Allá estamos apuntando nuestro interés”, dice el representante en el país de la institución, Francisco Solís . De hecho, recuerda que los gobiernos mundiales, en la Convención de Diversidad Biológica, se comprometieron a proteger el 10% de los ecosistemas relevantes de sus naciones.

La suma de retazos

El origen de Alerce Costero tiene varios retazos.

El primero se remonta a la existencia de la Reserva Costera Valdiviana, un predio de 60 mil hectáreas pertenecientes a TNC, y que forma parte del bosque templado lluvioso de la costa austral de Chile.

De allí, “donamos nueve mil 500 hectáreas para el proyecto”, relata Solís.

Junto con ese aporte, hay que sumar el de nueve mil hectáreas de la Reserva Nacional Valdivia, de parte de la Conaf. Asimismo, el de dos tramos del Monumento Nacional Alerce Costero, también hecho por Conaf; y agregar Quitaluto, porción que era tutelada por el Ejército, y que ahora vuelve a Bienes Nacionales para formar el citado reservorio.

Ahora, “todo esto será un parque nacional de 25 mil hectáreas, de propiedad del Estado”, asegura Solís.

Un hito de protección y desarrollo regional

“Esta es una reserva que busca el compromiso de las comunidades locales, de los gobiernos provinciales. Una forma de ver las áreas verdes como un motor del desarrollo social”, observa Solís.

Así, el modelo de la creación de este parque “es distinto de experiencias anteriores, pues hay un fuerte compromiso de las comunidades aledañas”, explica el encargado de la Reserva Costera Valdiviana, Alfredo Almonacid .

La administración de Alerce Costero será compartida entre la Conaf y TNC.

Igualmente, el gobierno regional ofreció la creación de una infraestructura adecuada “para el éxito de esos fines”, agrega Almonacid. El objetivo, complementa, “es que esto se transforme en un polo de desarrollo y auge turístico para la región”.

En espera de las escrituras

Sin embargo, aún está pendiente el cúmplase del acuerdo, por lo menos en lo que respecta al compromiso del Estado chileno.

“TNC ya presentó la carta de donación al Gobierno, y ésta fue aprobada por el Ministerio de Hacienda. Lo que significa que el Estado está de acuerdo en recibir ese bien”, expone el director Solís.

No obstante, falta introducir la cesión de los terrenos en una escritura pública. Y todavía se está elaborando el decreto que le otorgue el estatus de parque nacional, a algunos paños que comprenden el proyecto.

“Esperamos que aquello sí ocurra dentro de este gobierno, pues Alerce Costero era uno de los seis parques que la Presidenta Bachelet ofreció crear bajo su mandato”, finaliza Solís. 


 

Comments are closed.