Autoridad ambiental abre tercer proceso de sanción por exploraciones en El Tatio

Contra Geotérmica del Norte, cuyos accionistas son Enel, Enap y Codelco. Corema de Antofagasta está a la espera de estudios de peritos internacionales para asignar responsabilidades por fumarola ocurrida en septiembre de 2009. La Segunda, 14 de abril 2010.


La Comisión Regional de Medio Ambiente (Corema) de Antofagasta abrió la semana pasada un tercer proceso de sanción contra la Empresa Geotérmica del Norte —controlada por la italiana Enel, y con participación minoritaria de Enap y Codelco—, luego que la municipalidad de Calama presentara denuncias sobre el incumplimiento de la resolución de calificación ambiental que aprobó las perforaciones geotérmicas de la empresa en la zona de El Tatio.

El municipio detalló ocho irregularidades: la empresa no mantuvo un arqueólogo durante la ejecución de obras civiles, situación comprometida en su evaluación ambiental; tampoco instaló techumbres y cierres en el área de almacenamiento de combustibles; y además, según datos de Sernageomín, la empresa no habría instalado un monitor de ácido sulfúrico con alarma para detectar cuando se superaran los umbrales establecidos por el ministerio de Salud, para no poner en riesgo a los operarios de esa faena.

A esas infracciones se suma otra, corroborada por la Seremi de Vivienda de Antofagasta, y que dice relación con la instalación de un campamento cercano a la localidad de Caspana para los trabajadores, lo cual no habría sido sometido a evaluación ambiental, pues la empresa afirmó que sus colaboradores se desplazarían diariamente desde Calama, Caspana o San Pedro de Atacama.

La Seremi de Salud confirmó que Geotérmica del Norte (GDN) no ha tramitado el permiso ambiental para la disposición de residuos peligrosos y no peligrosos, denuncia también realiza por el municipio de Calama.

Con todos estos antecedentes, la Corema abrió un expediente el 7 de abril y otorgó 10 días para que GDN formule sus descargos, que vence la próxima semana.

Investigación por fuga verá la luz en junio

En paralelo, la autoridad ambiental de la zona investiga las responsabilidades de la empresa en la fumarola que se originó en septiembre pasado, tras lo cual se paralizaron las obras del proyecto.

La Corema está a la espera del informe de peritos internacionales para tomar decisiones al respecto, que podrían incluso revocar el permiso ambiental otorgado a la empresa. Se estima que el informe estará listo en junio.  


 

Comments are closed.