Día de la Tierra

Carta al director de Paola Vasconi, Coordinadora Programa de Medio Ambiente de Fundación Terram, publicada en diario La Segunda el 22 de abril, en el marco de la conmemoración del Día de la Tierra, 22 de abril 2010.


Hoy se celebra el Día Mundial de la Tierra. Este año, en particular, la fecha cobra una mayor relevancia pues, esta semana se realizó en Cochabamba, Bolivia, la primera Cumbre Mundial de los Pueblos para el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra. El cierre de dicha actividad, se hizo coincidir con el Día Mundial de la Tierra, para entregar propuestas que contribuyan a dar una respuesta a esta problemática.

Y es que, el Cambio Climático es uno de los problemas más complejos que le ha tocado enfrentar a la humanidad. Pese a ello, las negociaciones impulsadas por la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC) fallaron y sentenciaron el fracaso de la XV Cumbre Climática realizada en Copenhague en el 2009, evidenciando que los países industrializados y los líderes políticos mundiales están lejos de tomar las medidas necesarias para enfrentar el cambio climático y proteger a la Madre Tierra, y que, hasta ahora, dentro de las negaciones mundiales han primado los intereses corporativos por sobre las urgentes soluciones socioambientales.

En respuesta y desafiando a la política mundial de las naciones industrializadas –responsables del cambio climático-, el presidente de Bolivia Evo Morales convocó a esta cita mundial. La respuesta mundial ha sido una sola, pues a la Cumbre llegaron más de 15 mil participantes de los cinco continentes provenientes de los pueblos, gobiernos y organizaciones sociales, entre otros. Chile no fue la excepción y en la cumbre participaron organizaciones sociales y ambientales de todo el país, demandando una posición más energética y activa de nuestro gobierno a nivel internacional y nacional.

Por ello, esperamos que esta cumbre reimpulse la discusión sobre el Cambio Climático, dando las urgentes respuestas que necesita la humanidad y la Madre Tierra.

Comments are closed.