Fuerte descenso de glaciar que abastece al río Maipo

La Dirección General de Aguas del Ministerio de Obras Públicas elaboró un reporte que indica que el volumen del glaciar Echaurren ha disminuido 7,9 metros en 34 años debido a que se ha visto fuertemente influenciado por fenómenos climáticos como El Niño. La Tercera, 18 de abril 2010.


El glaciar Echaurren, uno de los macizos más estudiados del país y que abastece la cuenca del Maipo en la Región Metropolitana, ha mostrado una fuerte reducción de su volumen, fenómeno asociado a variaciones climáticas en la zona. Según el último reporte entregado por la Dirección General de Aguas (DGA), esta formación presentó una disminución de 7,9 metros en el período que va desde 1974 a 2009 debido al derretimiento de hielo.

El director general de Aguas del Ministerio de Obras Públicas, Matías Desmadryl, quien efectuó un sobrevuelo al Echaurren junto a un equipo de especialistas, explicó que esta formación ha tenido cambios en el tiempo debido a los fenómenos como El Niño y La Niña, eventos asociados a un aumento o bien disminución de precipitaciones en diversos sectores del país.

Baja área

El estudio dice que entre 1955 y 2009 el Echaurren registró una disminución de su área de hielo de 40 hectáreas a 20 hectáreas en ese período, lo que está asociado a modificaciones naturales de estas formaciones y a una incidencia del clima. El derretimiento promedio anual alcanza los 23 cm (equivalentes en agua), lo que explica el cambio de elevación total de 7,9 metros en 34 años.

Desmadryl también destacó el trabajo de la Unidad de Glaciología y Nieves de la DGA que realiza campañas en diversos glaciares del país monitoreando su estado mediante sistema de posicionamiento global (GPS) y estaciones hidrometeorológicas. De hecho, el verano recién pasado se instaló un refugio para facilitar las investigaciones científicas y de este servicio en Campo de Hielo Norte, uno de los sitios de acumulación de agua dulce más extensos del país.

El director dijo que este año también se completará un inventario del 95% de los glaciares conocidos en el país, lo que implica saber su ubicación, volumen de hielo y estado.

Realizar mediciones en esta formación es relevante -dijo Desmadryl-, porque sirve como referencia para conocer el comportamiento del resto de los glaciares de la región en relación con las diferentes tendencias climáticas.

Comments are closed.