La Haya da triunfo a Uruguay en litigio con Argentina por papelera

La Corte Internacional de Justicia determinó que la planta de Botnia en el Río Uruguay no contamina, por lo que podrá seguir operando. Sin embargo, amonestó a Montevideo por no informar a Argentina sobre su instalación. La Tercera, 21 de abril 2010.


En un golpe para Argentina y en un triunfo agridulce para Uruguay, la Corte Internacional de Justicia de La Haya rechazó ayer la demanda transandina, que pedía relocalizar la planta de celulosa de la empresa finlandesa Botnia, al no encontrar evidencia de contaminación en el río Uruguay. Sin embargo, la corte señaló que Montevideo incumplió un tratado bilateral, al no informar sobre la instalación de la fábrica en Fray Bentos, a orillas del curso fluvial que separa a ambos países. Según la prensa argentina, se trata de un duro revés para la postura de Buenos Aires, ya que la celulosa podrá seguir operando y no cambia la situación actual.

Por 13 votos contra uno, la corte dictaminó que Uruguay incumplió con la forma de un estatuto de 1975, que regula el uso del río, ya que la construcción de la celulosa "comenzó antes de terminar las negociaciones" con Argentina. También, La Haya instó a las dos partes a "abstenerse en el futuro de violar" el estatuto del río Uruguay y destacó la "obligación" uruguaya de seguir "monitoreando la planta y asegurar el cumplimiento de su legislación interna".

En mayo de 2006, Argentina denunció ante La Haya que la planta de Botnia violaba el estatuto del río Uruguay, al contaminar el curso fluvial, algo que Montevideo negó. De inmediato, la controversia generó el peor impasse diplomático en años entre ambos países. Uruguay espera ahora que el fallo conduzca a la reapertura del puente internacional entre la localidad argentina de Gualeguaychú y Fray Bentos. Sin embargo, los activistas en el puente reaccionaron con furia ante el fallo y juraron que no abandonarán su lucha. Tras el veredicto, el gobierno uruguayo dijo que espera mejorar su relación con Argentina. Así, apostó por el "trabajo conjunto" y sostuvo que espera que el fallo "sea para bien".

"Tirón de orejas"

Por su parte, la Presidenta argentina, Cristina Fernández, se mostró desafiante al afirmar que ahora "nada se podrá hacer" en el río Uruguay "sin consultar". "Lo que sucedió demuestra que teníamos razón", dijo la mandataria al destacar la amonestación de La Haya a Uruguay. Además, agregó que le hubiera "gustado no tener razón y que esto no hubiera ocurrido". "Esto nos debe servir como enseñanza a todos los países de la región y del mundo. Si todos respetamos los acuerdos que firmamos habrá menos conflictos", remató.

Según los analistas, el fallo representa un "tirón de orejas" para ambos países. También, algunos expertos dijeron que la sentencia es una suerte de "empate técnico". La planta de Botnia, instalada en 2005, genera un importante volumen de riqueza en la región de Fray Bentos. De hecho, demandó una inversión de US$ 1.200 millones. En ese sentido, Uruguay aspira a potenciar su industria forestal. "La derrota de Argentina es enorme", concluyó la ex candidata presidencial argentina Elisa Carrió.

El conflicto
2003 El entonces Presidente Néstor Kirchner pide a su canciller que haga un seguimiento a la instalación de la planta española Ence, cerca de Fray Bentos.
2005 El gobierno uruguayo autoriza a la empresa Botnia a construir una papelera en el río Uurguay. Meses después comienzan los bloqueos de caminos desde Argentina.
2006 Uruguay reconoce falta de información sobre la papelera para suministrar a Argentina. El gobierno argentino decide demandar a Uruguay ante La Haya.
2007 La Haya rechaza la petición uruguaya para exigir el fin de los bloqueos.
2008 Botnia paraliza momentáneamente la planta por un desperfecto.
2009 Uruguay rechaza todos los reclamos argentinos.


 

Comments are closed.