Marea negra se expande y llegará a Florida este jueves

A pesar de los esfuerzos para contener el descomunal derrame de petróleo en el Golfo de México, los habitantes de Florida (EE.UU.) ya se preparan para el peor escenario posible para sus paradisíacas playas: la llegada de la marea negra. La Segunda, 04 de mayo 2010.
Lea noticias relacionadas: Ecologistas piden detener perforaciones en el Ártico.
Limpieza del petróleo enmarañada en burocracia.


Dos naves de la Guardia Costera y un creciente grupo de voluntarios están listos en la ciudad de Pensacola para afrontar la mancha de petróleo a sus costas, prevista para este jueves en la tarde.

Los 50 hombres de las tripulaciones de las dos naves pasaron la noche a bordo, según informó el canal de televisión WEAR, filial local de la cadena ABC, que —al igual que el resto de los canales de la zona— tiene montado un “oil tracker”, un mapa interactivo que rastrea el avance de la mancha de petróleo.

“No se trata de saber si (la marea negra) llegará o no, sino cuándo”, afirmaron los comentaristas de la WEAR, resumiendo los temores de la población local, fuertemente dependiente del turismo.

Varias organizaciones locales están ya reclutando voluntarios para llevar a cabo las posiblemente necesarias tareas de rescate y limpieza en las playas de la región.

Comienzan a perforar pozo de emergencia

En tanto, la petrolera británica British Petroleum (BP), que estaba a cargo de la explotación de la plataforma que se derrumbó y causó la marea negra, informó que ya comenzó a perforar un pozo de emergencia para tratar de frenar el derrame en el Golfo de México.

Sobre esta estrategia, el director general de BP, Tony Hayward , dijo a través de un comunicado que se trata de “otra etapa clave de nuestro trabajo para contener de manera permanente la fuga de petróleo”.

Estas perforaciones deberían tomar cerca de tres meses.

BP estimó en más de 6 millones de dólares diarios el costo de estos trabajos para contener la marea negra.

“Este costo aumenta a medida que los esfuerzos se intensifican. Todavía es muy pronto para cifrar el conjunto del costo de accidente”, señaló la compañía.

La empresa también indicó que “se avanza rápidamente en la construcción de una tapa” para contener en la base la fuga de crudo.

Inyectan dispersantes

Diariamente, cinco mil barriles de petróleo se escapan de los pozos, según las estimaciones de la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA), la agencia estadounidense responsable del estudio del océano y de la atmósfera.

BP también procedió a una segunda inyección de dispersantes a fin de reducir el impacto ambiental del petróleo.

Esta técnica consiste en inyectar dispersante en el crudo desde el momento en que se expande por el agua, antes de que suba a la superficie.  

 

Comments are closed.