Terremoto obligará a redefinir los planos reguladores de 90 localidades en cinco regiones

Cambios buscan aumentar seguridad de vecinos ante eventuales desastres. Ministerio de Vivienda estableció parámetros para zonas de alto riesgo y estructura vial. Además, definió plazos breves para tramitar modificaciones territoriales.;El Mercurio, 08 de mayo 2010.


Tras semanas de estudio, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) definió que 90 localidades que se vieron afectadas por el terremoto o maremoto muestran la necesidad de revisar sus planos reguladores comunales para estar mejor preparadas ante futuras situaciones de emergencia y proteger las vidas de sus vecinos.

Junto con definir criterios administrativos para concretar los cambios, la cartera estableció parámetros de estructura vial y zonas de riesgo que deben considerar los instrumentos de planificación de las zonas, principalmente costeras, que están insertadas en 26 comunas y cinco regiones: Valparaíso, O’Higgins, Maule, Biobío y La Araucanía.

La titular del Minvu, Magdalena Matte, comentó que este catastro les permitirá acelerar el trabajo para elaborar los nuevos planos reguladores y, con ello, apurar la reconstrucción de las comunas. La ministra sostuvo que se buscará respetar los intereses de las personas que viven en zonas costeras y que estén relacionadas con la pesca y el turismo.

El ministerio apoyará financiera y logísticamente a las comunas que tengan problemas para revisar sus planos reguladores en forma propia. Matte adelantó que en los próximos días, el Minvu, Un Techo para Chile y la Municipalidad de Pelluhue -en el Maule- sellarán un acuerdo para elaborar el nuevo instrumento de planificación de esa localidad. Esto se suma a lo que sucedió con Constitución, donde la Forestal Arauco está colaborando en una tarea similar.

Apoyo legal

Para apurar todo este proceso, la cartera decidió aplicar el artículo 27° de la Ley 16.282 de Sismos y Catástrofes, por lo que en un plazo de 90 días, posteriores a la recepción del acuerdo respectivo, deberá pronunciarse acerca de las modificaciones que aprueben las municipalidades. Magdalena Matte afirmó que habrá una máxima coordinación con los ministerio de Medio Ambiente, Transportes y Obras Públicas, entre otros, para aprobar los cambios.

En materia de zonificación, el Minvu sostiene que puede ser necesario modificar los usos del suelo de las comunas. Indicó que se podrá considerar zonas de alto riesgo, donde no se admitan viviendas, equipamientos de salud, de educación y de seguridad, y que sólo puedan destinarse a áreas de esparcimiento al aire libre, susceptibles de ser cubiertas por crecidas.

También se debe contemplar una estructura vial que permita la evacuación de la población en un momento de emergencia, en especial en las localidades afectadas por el maremoto. Matte indicó que se recomendará plantar árboles como elementos de mitigación de maremotos, pues -aseguró- está comprobado que es una efectiva alternativa para atenuar la energía del mar.

52 localidades que deben revisar la situación de sus planos reguladores se encuentran en la Región del Biobío, una de las más afectadas por el terremoto del 27 de febrero.

2.500 millones de dólares es el presupuesto que tiene el Ministerio de Vivienda para 2010 e inicios de 2011 destinado a labores de reconstrucción.

 

Comments are closed.