Víctimas de accidente nuclear que involucra a actual intendente exigen reparación

Patricio Agurto, uno de los trabajadores que estuvo en el primer accidente nuclear en Chile en 2005 mientras trabajaban en las faenas de montaje de Forestal Arauco Constitución Celco, asegura que el protocolo firmado con la empresa Echeverría e Izquierdo “no se ha respetado” y que se encuentran en “un completo abandono”. Radio Universidad de Chile Internet, 25 de mayo 2010.


En 2005, los trabajadores descuidaron una cápsula de iridio 192, un isótopo radioactivo, y al día siguiente comenzaron a manipularlo de forma directa por más de media hora exponiendo, sin saber, sus vidas y la del resto de los obreros.

Ese año Fernando Echeverría era gerente general de la empresa. Hoy es el intendente metropolitano.

Por esa razón, José Muñoz Ortiz, vocero de los irradiados y presidente del gremio, solicitó la intervención de esta autoridad, la que consideran un figura “clave” para la “creación de una mesa de trabajo, que tenga que ver con temas de vigilancia y salud, entre otros” porque no han obtenido una respuesta concreta.

Los funcionarios critican que después de este lamentable hecho han sido testigos de la irresponsabilidad y de la indiferencia de los involucrados, comenzando por la empresa Echeverría e Izquierdo, la Mutual de Seguridad, la Comisión Nacional Nuclear y a la empresa mandante de las faenas, Forestal Arauco Constitución (CELCO).

Echeverría manifestó que ellos se deben dirigir a los órganos competentes, ya que declaró que desde el 11 de marzo que “ya no soy representante legal de ninguna empresa”. Asegura que puede recibirlos como particulares y conversar con ellos, pero “hay juicios pendientes y la justicia ordinaria se tendrá que pronunciar en lo que corresponda”.

Hace dos años se firmó un protocolo de acuerdo relacionados con beneficios en salud, el que finalmente no se concretó. Por ello, hoy demandan una indemnización económica por daños, perjuicios físicos y psicológicos de las víctimas e intervención de las autoridades competentes respecto a las débiles políticas que regulan este ámbito.

Además, exigen a la Comisión Nacional Nuclear que se pronuncie y que defina su rol, piden que sea un aporte como una entidad resolutiva y no sólo consultiva, para lo cual estiman necesario formar una mesa de reparación donde se involucren todos los actores implicados.

 

Comments are closed.