Alimentos transgénicos: ¿Sabemos qué estamos comiendo?

Actualmente no existe en Chile ninguna legislación que exija una rotulación determinada a este tipo de productos.; Un gran porcentaje;de los alimentos que comemos y cerca del 80% del maíz que se importa al país es transgénico. Es decir, son alimentos producidos a partir de un organismo modificado genéticamente. La Hora 04 de junio 2010.


“En Chile estamos comiendo una cantidad increíble de productos transgénicos procesados, como todas las margarinas, salchichas, hamburguesas”, complementa la directora ejecutiva de la fundación Terram, Flavia Liberona, quien añade que los alimentos “más sospechosos de tener transgénicos son la soya el maízyel trigo”.

El problema es que se desconoce que lo son, ya que no son rotulados. “Hoy no hay ninguna exigencia de información sobre este aspecto en la legislación chilena. Se pueden expender alimentos transgénicos sin informar sobre esta propiedad”, afirma Makarena Ruiz, ingeniero en alimentos y académica de la U. AndrésBello.

“Más allá de si son buenos o malos los transgénicos, lo que decimos es que la gente tiene derecho a saber, a elegir y a estar informada”, agrega Liberona.

EN ALGUNOS PAISES existen rótulos que indican si el alimento es transgénico y en otros se ha ratificado el Protocolo de Cartagena, único acuerdo internacional que regula el movimiento de transgénicos entre naciones.

Y si bien Chile lo firmó aún no lo ha ratificado. Además como afirma Liberona lo que han hecho otros países es que establecen un límite o porcentaje de componentes transgénicos, algo que en nuestro país tampoco existe.

La situación en Chile

Si bien en Chile se pueden comercializar transgénicos, no se pueden producir acá. Desde hace ya varios años existe un proyecto para promover el cultivo de los transgénicos, los cuales actualmente pueden ser generados, pero no cultivados ni comercializados, pero la iniciativa sigue radicada en el Senado.

Sin embargo, en el último tiempo se ha abierto una polémica por la discusión en el Congreso del proyecto de ley de Obtentores Vegetales, la cual, a juicio de distintos sectores, implicaría la liberación del uso de transgénicos.

La iniciativa que Chile debe aprobar, como parte del TLC con Estados Unidos, propone un tipo de patentamiento blando que permite crear una variedad vegetal, que puede o no ser transgénica. Esto a juicio de algunos es una manera oculta de legalizar la transgenia. 
 
 
 Recuadro : 
 
 Efectos de los transgénicos

Positivos

Según la ingeniera en alimentos y académica de la U. Andrés Bello, Makarena Ruiz, “la producción de semillas transgénicas tiene muchos beneficios para los agricultores, especialmente de América Latina y el Caribe, dada la importancia que tiene el agro en la generación del Producto Interno Bruto de la región”.

Dentro de las ventajas destaca que con esta tecnología mejora el rendimiento de las plantas, se permite el uso de tierras marginales, además de beneficios en cuanto a la nutrición, ya que se pueden enriquecer alimentos con vitaminas.

Negativos

Sin embargo también pueden provocar efectos perjudiciales. “Algunos de los peligros de estos cultivos son el incremento del uso de tóxicos en la agricultura, la contaminación genética, la contaminación del suelo, la pérdida de biodiversidad, el desarrollo de resistencias en insectos, entre otros”.

Con respecto a los riesgos a la salud, Ruiz agrega que “su alcance sigue siendo desconocido. Algunos riesgos a evaluar son nuevas alergias, la aparición de nuevos tóxicos y efectos inesperados”.

¿Cómo se genera un cultivo transgénico?

1- Bacteria.
2- Extracción y aislación del ADN.
3- Clonación y diseño de genes.
4- Transformación.
5- Cultivo de células y tejidos.
6- Cultivo de plantas.

Rótulos
En otros países exigen que haya una indicación que señale qué alimentos son transgénicos.

Comments are closed.