Derrame petróleo en EE.UU:Golfo de México podría quedar como un charco negro y sin vida por décadas

La fuga que lleva más de 40 días no sólo está matando animales y peces ahora, sino que modificará el ecosistema por años. Expertos chilenos dicen que la vida podría desaparecer.; El Mercurio 03 de junio 2010.
Lea noticia relacionada: BP no tenía herramientas para enfrentar el derrame.
EE.UU.: Prevén que mancha de petróleo llegará a Florida en las próximas 72 horas.


Pareciera que el destino no quiere nada con el Golfo de México. El robot que está tratando de cortar una sección de tubo por donde sale descontrolado el petróleo perdió su sierra, demorando una vez más los intentos por detener la fuga.

El 20 de abril la plataforma Deepwater Horizon explotó por fallas de seguridad. Desde entonces el petróleo no ha parado de manar sin control. British Petroleum (BP), dueña de la plataforma, ha intentado en seis oportunidades tapar la fuga, pero hasta ahora todo ha fracasado.

Los científicos ni siquiera alcanzan a dimensionar cuál será el efecto definitivo de este desastre ecológico.Aunque no se puede determinar con exactitud cuánto crudo se ha vertido en el mar -entre 12 mil y 19 mil barriles diarios-, ya se estima que es el peor desastre de EE.UU.

En 1989, el buque Exxon Valdez encalló en las costas de Alaska, derramando casi 40 mil toneladas de crudo. "Ese desastre fue sólo la mitad de lo que hoy lleva el derrame en el Golfo de México y, cinco años después, aún no se notaban mejorías", asevera Gonzalo Medina, de la Escuela de Medicina Veterinaria de la U. Andrés Bello.

Todos los eslabones de la cadena de alimentación están en peligro. "Los organismos acuáticos no pueden respirar. El petróleo cambia la bioquímica del ecosistema y el medio se vuelve venenoso", explica.El crudo no sólo deja una oleosa marea negra que se mueve con las corrientes, sino que afecta al mar en distintos niveles. Raúl Morales, decano de la Facultad de Ciencias de la U. Chile, explica que el mar es un sistema ecológico con características físicas, químicas y biológicas específicas que posibilitan la vida.

"La película de petróleo en la superficie impide que el oxígeno y la luz pasen de forma adecuada. La química, a su vez, se transforma con los millones de gotitas que están en el agua y que modifican su densidad y que por procesos químicos producen compuestos tóxicos. Por último, la biología cambia porque desaparece el alimento, y las especies que pueden, migran", aclara.

Hasta los pronósticos más oscuros podrían quedar cortos. En el caso del Exxon Valdez, los especialistas estimaron que el sistema podría volver al estado previo al accidente en 100 años; "ya han pasado 21 y varios moluscos aún no recuperan sus poblaciones", ejemplifica Sergio Palma, de la Escuela de Ciencias del Mar de la UC de Valparaíso.

Cálculo complicado

La permanencia del petróleo en el tiempo es difícil de estimar. "Cuando la mancha llega a playas es fácil de remover con palas, pero cuando cubre las rocas, la costra negra puede permanecer por 10 años matando a algas, a estrellas de mar y a todo lo que viva en ellas", afirma Palma.

Lo mismo pasa con los pantanos donde el crudo se pega a las plantas acuáticas y las mata. Pero en las profundidades es aún peor. "El petróleo se mezcla formando un lodo tóxico que no se puede remover y que afecta a organismos que por vivir a esa profundidad tienen metabolismos más lentos y se reproducen menos, por lo que vuelve al impacto mucho más severo", puntualiza.

El petróleo es un compuesto orgánico fósil que tiene bacterias que lo descomponen con el tiempo. "Necesita de 20 años o más para desaparecer del agua, pero dependerá de las condiciones del lugar y de la densidad el hidrocarburo", explica el científico. "Cuando es de baja densidad puede evaporase en dos o tres años, pero si es de alta, demora decenas".

Comments are closed.