Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía

Aproximadamente unas 2.000 millones de personas dependen de las tierras secas, el 90% de las cuales están localizadas en países en vías de desarrollo. Naciones Unidas, 17 de junio 2010.


 «La protección y la restauración de las zonas áridas permiten avanzar en muchos frentes al mismo tiempo: se refuerza la seguridad alimentaria, se hace frente al cambio climático, se ayuda a los pobres a adquirir más control sobre su destino y se impulsa el progreso hacia el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. » Secretario General, Ban Ki-moon, Mensaje del Día Mundial de Lucha contra la Desertificación, 17 de junio de 2010.

Mejorar los suelos en un lugar mejora la vida en todas partes

Existe una estrecha relación entre los medios de subsistencia y el bienestar del ecosistema. Los suelos que son saludables son generadores de vida y, sin embargo, la salud del suelo depende grandemente de cómo los seres humanos utilizan la tierra. La manera como tratemos a nuestros suelos influye en la calidad y la cantidad del alimento que consumimos, a la vez que determina cómo el ecosistema nos ha de servir. Nuestra interdependencia ecológica cada vez mayor también signfica que mejorar los suelos en un lugar mejor la vida en todas partes.

En 1994, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 17de junio como el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía para fomentar la conciencia pública sobre el tema, así como también la puesta en acción de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD) en aquellos países afectados ya sea por graves sequías, por desertificación, o por ambas, en particular en Africa.

 

Comments are closed.