Director de BP delegó gestión del derrame y se confirmaron muertes en tareas de limpieza

El director general de British Petroleum (BP), Tony Hayward, delegó ayer la gestión del derrame petrolero en el Golfo de México tras sufrir duras críticas en Estados Unidos por su manejo de la peor catástrofe ambiental en la historia de este país. La Nación, 24 de junio 2010.


Bob Durley, estadounidense oriundo de Mississippi, quien hasta ahora era miembro del consejo de administración de BP y encargado de las actividades en las Américas y en Asia, asumirá “con efecto inmediato” la gestión del derrame.

Durley encabezará un nuevo departamento que recibirá el nombre de Organización para la Rehabilitación de la Costa del Golfo y “gestionará todos los aspectos de la respuesta al incidente de la plataforma Deepwater Horizon y al derrame de petróleo y de gas en el Golfo de México, garantizando que Britiah Petroleum cumpla sus promesas a la gente de la costa del golfo y prosiga su labor de restauración del medio ambiente regional”, anunció BP.

En tanto, el almirante del Servicio de Guardacostas Thad Allen, encargado de la coordinación en las tareas de lucha contra el vertido, confirmó ayer la muerte de dos personas que trabajaban en los equipos de limpieza.

Según informó, uno murió en un accidente en una piscina colectora de crudo y el otro en un buque en el que se almacena el petróleo que es recogido del mar, aunque no reveló la identidad de los fallecidos ni dio mayores detalles.

Además, anunció que el embudo que permitía recuperar una parte del crudo vertido fue retirado porque “registraron una especie de fuga de gas”, aunque dijo que pronto sería reinstalado.

 

Comments are closed.