ERNC: empresarios dicen que proyectos por 2.000 MW podrían no construirse

Si no hay cambios legales, advierte el vicepresidente de asociación de enegías renovables. El Diario Financiero, 22 de junio 2010.


Una dura advertencia lanzó el vicepresidente ejecutivo de la Asociación Chilena de Energías Renovables (ACERA), José Ignacio Escobar, respecto del desarrollo futuro de este tipo de generación en el país: de no mediar reformas legales, una extensa cartera de proyectos, que podría aportar 2.000 MW de potencia instalada (equivalentes a tres centrales Ralco) al sistema eléctrico nacional , no se concretará.

El personero dice que ya hoy las empresas que desarrollan las ERNC en Chile no han seguido avanzando en sus proyectos y los han dejado estancados en fases preliminares, debido a que, según su planteamiento, la ley no los favorece para competir de igual a igual con otros tipos de generación, como a carbón o la hidroelectricidad tradicional.

La situación dibuja un difícil panorama, considerando que ya está vigente la exigencia para las generadoras de que el 5% de sus ventas provengan de ERNC -el requisito irá creciendo en el tiempo- y más aún si el Gobierno se puso como meta que, de aquí a 2020, las energías renovables no convencionales representen el 20% de la matriz eléctrica nacional.

Escobar dice que, tal como están las condiciones hoy, cumplir con esto será imposible. "Hoy en día no existe la posibilidad real de mercado de poder desarrollar los proyectos. No hay cómo comercializar esa energía, no hay cómo financiarlos y, por ende, hay un pool de proyectos renovables de más de 2.000 MW de distintas tecnologías que están en distintas etapas de desarrollo, pero que no pueden avanzar, por distintas razones", señala Escobar.

El personero plantea que, en primer lugar, se debe establecer una agenda pro ERNC para que éstos avancen. "Estamos proponiendo sugerencias regulatorias y a nivel de reglamento que generen las condiciones de mercado para poder finaciar los proyectos ypoder generar. Bajo ninguna circunstancia podemos competir si, además de la variabilidad propia del negocio, se debe lidiar con la variabilidad de las tarifas. Esa es la mayor traba de los proyectos, por lejos", dice Escobar.

Sincerar costos

La solución para este punto, agrega, es que se sinceren los costos de generación de las tecnologías más contaminantes como, por ejemplo, el carbón. Es decir, que a la hora de que estas centrales despachen no sólo se tome en cuenta el costo del combustible, sino que, además, el transporte y los costos de las emisiones.

Plantea que, además, existen trabas a nivel de transmisión. "Se requiere una planificación centralizada que viabilice los proyectos y apoye la construcción de nuevas líneas", complementa.

También señala que el hecho de que la ley de fomento a las ERNC contemple la opción de que las generadoras paguen multas por no cumplir con el 5% de renovables hace que muchas empresas traspasen este castigo a sus clientes, siendo esta alternativa más rentable que desarrollar, por sí mismos, proyectos renovables.

Francisco Aguirre, socio de Electroconsultores, plantea otras tres alternativas para que las ERNC puedan ser más competitivas que las energías convencionales. "Estas energías son de mayor costo que las convencionales y, por tanto, menos competitivas, salvo que se aumenten los subsidios de cualquier indole (como transmisión), se incrementen los costos de los competidores (por ejemplo impuestos al carbón) y cualquier cambio en el mercado favorable a incrementar costos para las tecnologías tradicionales y reducir costos para las renovables", dijo.

 

Comments are closed.