La subterránea pugna tras los frustrados sondeos en el Tatio

Una gigantesca columna de vapor y gas de 60 metros en una zona de exploración de geotermia aledaña a los géisers del Tatio, sorprendió a todo Chile en septiembre del año pasado. La "erogación artificial" fue considerada responsabilidad de Empresa Geotérmica del Norte (EGN), controlada en 51% por la eléctrica italiana ENEL, en un 44% por Empresa Nacional de Petróleo (ENAP) y un 5% de Codelco. El Diario Financiero, 04 de junio 2010.


La fuga causó la indignación general de la ciudadanía y reveló la falta de mayor institucionalidad para la protección de patrimonios naturales. Mientras las autoridades y científicos de Naciones Unidas evalúan las secuelas del accidente, su coletazo más directo hasta el momento ha sido la paralización de nuevas exploraciones de energía geotérmica en esta zona de la II Región.

Entre los afectados por la congelación de los sondeos está Perforadora Santa Bárbara Chile (PSB Chile), contratista que exploró un pozo distante del campo de pozos de reinyección donde ocurrió el accidente (la fuga fue entre los pozos 7 y 10 de las instalaciones que ya tenía Corfo en el lugar).

La perforadora tenía contrato para tres proyectos, también suspendidos. Por ende, por lo que exige indemnizción por concepto de obligaciones incumplidas por algo más de US$ 12 millones, que pagarían en parte los gastos en maquinaria y capital humano en los que incurrió la empresa. Así, presentó una demanda de indemnización de perjuicios en la Centro de Arbitrajes de la Cámara de Comercio a principios de mayo con su defensa a cargo del Estudio Jurídico MUR, según consignó revista Capital en su edición de esta semana.

El caso trasciende fronteras, literalmente. PSB Chile es filial de Perforadora Santa Bárbara, que desde 2003 se dedica al negocio de la perforación de pozos geotérmicos. Ésta a su vez es subsidiaria de LaGeo, propiedad de la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL), empresa descentralizada del Estado de El Salvador.

PSB había logrado participar de este emblemático proyecto como el primer paso en su internacionalización dentro de América Latina; en el documento de la demanda arbitral explican que hubo una cuantiosa inversión inicial con miras a un desarrollo de largo plazo en Chile.

Su otra principal inquietud es que no se les vincule en el accidente del Tatio cuando ellos no tuvieron relación con la fuga, dijeron sus abogados.

Consultados, tanto la defensa de PSB Chile como los representantes de EGN prefirieron no hacer declaraciones ya que el arbitraje está en pleno proceso.

Exploración congelada

Según relata el documento, en enero de 2008 PSB Chile se adjudicó la licitación para realizar la perforación de exploración en las concesiones geotérmicas de EGN en El Tatio y/o Apacheta. Se suscribe el contrato de servicios en julio de 2008 para los trabajos en el primer fozo del proyecto, que según explica la defensa, culminan "exitosamente" en julio de 2009".

Los planes de desarrollo proyectados contemplaban concesiones distribuidas en cuatro áreas, explicó PSB Chile en el documento de licitación del contrato de perforación y sondajes entregado al comité conformado por los árbitros Fernando Barros, Guillermo Bruna y Jorge Granic a mediados de mayo: Chillán, Calabozo, Apacheta y La Torta – El Tatio. La fase inicial de perforación consideraba entre ocho a 16 pozos distribuidos en las cuatro áreas, entre 2007 a 2009. En la siguiente etapa se proyectó la perforación de entre 15 a 20 pozos en las mismas zonas en los siguientes cinco a ocho años; todo al alero la Ley Nº 19.657 sobre Concesiones Geotérmicas.

Pero llega el 8 de septiembre. Según el texto, ocurre la manipulación realizada por personal bajo la dirección de EGN, durante el proceso de reinyección de las aguas geotérmicas en el pozo identificado Corfo Nº 10, agua que provenía de las pruebas de producción efectuadas por EGN en el primer pozo perforado por PSB Chile (Pozo DT 1) que forma parte del "Proyecto de Perforación Geotérmica Profunda de El Tatio".

Según explica PSB Chile, en el primer día de reinyección ocurrió la rotura de la tubería de revestimiento debajo de la válvula maestra. Esto causa la fuga descontrolada de vapor, controlada recién el 4 de octubre, según un informe de EGN a la Corema II Región.

Y argumenta que ejecutó la totalidad de las obras de perforación en DT1 "a total y entera satisfacción" de EGN, lo que culminó el 11 de julio de 2009. Después de esto EGN, "habiéndolo recibido conforme y en consideración a que el pozo presentaba las condiciones de permeabilidad y temperatura de un buen pozo productor-, decide unilateralmente realizar las pruebas de producción del pozo perforado", dicen los abogados a cargo de la defensa de la firma salvadoreña, "no correspondiendo esta actividad" a parte de los servicios contenidos en el contrato con PSB Chile".

La firma de capitales salvadoreños insiste que quiere seguir en Chile, pero que primero se les compense por el contrato incumplido.


 

Comments are closed.