Las ballenas deberán seguir esperando

“Mientras los gobiernos continúan hablando, ellas siguen muriendo”, se quejaron los ecologistas tras un nuevo fracaso por intentar frenar su captura, decisión que será revisada el próximo año. La Nación, 24 de junio 2010.
Escuche programa radial Efecto Invernadero vinculado a este tema:
Chilenos Por la Defensa de las Ballenas descargue audio completo


El debate sobre la moratoria a la caza comercial constituía el principal punto de la agenda de la 62ª reunión anual de la Comisión Ballenera Internacional (CBI), que se realiza hasta mañana en la localidad marroquí de Agadir y que, en un intento por acercar posturas, inició su encuentro con dos días de reuniones a puerta cerrada.

Pero todo fue pospuesto hasta el 2011. “Dejamos este punto abierto para poder volver el próximo año con nuevas ideas y propuestas”, indicó ante el pleno de la comisión el presidente del organismo, Anthony Liverpool, después de que las distintas delegaciones nacionales solicitaran un período de reflexión.

Pese a la existencia de la moratoria, Japón, Noruega e Islandia siguen capturando ballenas, alegando el primero su uso para programas científicos, mientras que los otros dos se amparan en objeciones y reservas a la moratoria.

En el documento rechazado se indicaba que durante la próxima década se mantendría la moratoria, pero a la vez se autorizaba la caza a los países que actualmente capturan, “con topes considerablemente inferiores”, lo que según ecologistas legalizaba la captura.

Australia y Latinoamérica lideran el grupo conservacionista, mientras que en el lado opuesto figuran Japón, Noruega e Islandia, cuyo delegado, Tomas Heidar, consideró que la ausencia de acuerdo no debe considerarse “el fin del mundo”.

La ausencia de un acuerdo, al igual que sucedió en la reunión del año pasado en la isla portuguesa de Madeira, fue considerado un fracaso por algunos grupos ecologistas.

“Mientras los gobiernos continúan hablando, las ballenas siguen muriendo”, señaló la directora de la campaña de Océanos de Greenpeace, Sarah Duthie.

El lunes recién pasado, la Cancillería chilena emitió un comunicado en el que reitera la posición de nuestro país ante la Comisión. En el texto se comunica que “Chile se opone terminantemente a la cacería comercial de ballenas y postula sólo su uso no letal, como el turismo de observación. Por lo mismo, la propuesta chilena era mantener la moratoria para la cacería comercial y el respeto a los santuarios establecidos.

Además, aclaró que “se busca el fin de la cacería científica de Japón y la caza comercial bajo reserva de Noruega e Islandia”.

 

Comments are closed.