Paran derrame de crudo, pero la marea negra sigue su avance

Cuestionada petrolera intenta ahora recoger el vertido, mientras las autoridades de Florida ya han comenzado a alertar sobre la llegada de la mancha contaminante a sus costas. La Nación, 04 de junio 2010.
Lea noticia relacionada: BP afronta ira de sus accionistas por rebaja de la calificación.


Sólo después de 44 días de infructuosos intentos, la vilipendiada British Petroleum (BP) logró ayer cortar la tubería subterránea por la que fluían miles de litros de crudo al Golfo de México tras el derrumbe de una de sus plataformas en abril, causando la peor tragedia de este tipo, según las autoridades estadounidenses.

Ahora, la compañía intenta recoger parte del carburante vertido al mar mientras el gobierno estadounidense preveía presentar una primera factura.

El portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, indicó que la administración presentaría una primera factura de 69 millones de dólares a BP “para reembolsar a los contribuyentes”, conforme a la ley estadounidense contaminador-pagador. Hasta ahora, a BP la marea negra le ha costado 1.000 millones de dólares.

Paralelamente, BP ensayaba ayer una nueva fórmula para recoger el vertido mediante una delicada operación, realizada 1.500 metros bajo el nivel del mar, con “tijeras gigantes” accionadas por robots, que deberían permitir la colocación de un embudo capaz de recuperar el crudo para llevarlo a un barco en la superficie.

Sin embargo, el director de BP, Tony Hayward, precisó que el grupo podría saber “de aquí a entre 12 y 24 horas” si la maniobra fue exitosa, insistiendo en que existía “todavía un riesgo”.

“Por primera vez en el último par de días tenemos buenas noticias”, anunció ayer desde Nueva Orleans, en Louisiana, el almirante de la Guardia Costera Thad Allen, coordinador de los esfuerzos para controlar el derrame, quien consideró el avance como “un paso significativo”. Ahora quedará esperar para saber si los robots submarinos pueden llevar adelante la segunda fase de la operación “cut and cap”.

OBAMA FURIOSO

Mientras, el Presidente Barack Obama -quien hoy hará su tercera visita las costas de Louisiana (sur) desde la catástrofe- dijo sentirse “furioso”.

Sin embargo, afirmó que sigue apoyando la exploración petrolera off-shore, siempre que se haga de manera “segura”.

El que se está desarrollando en el Golfo desde la explosión de una plataforma submarina el 20 de abril último “es un derrame sin precedentes”, admitió Obama durante una entrevista con la cadena televisiva CNN.

El Presidente, que ha ordenado se triplique la dotación de personal y recursos para combatir el derrame y limpiar la marea negra, ha asegurado que la lucha contra el vertido es hoy su prioridad.

MANCHAS EN FLORIDA

El derrame que ya contaminó las costas de Louisiana se acerca ahora a las playas de Florida y obligó a clausurar la pesca en un tercio del Golfo de México.

Algunas manchas de petróleo se divisaron en las últimas horas en el mar a una decena de kilómetros de la playa de Pensacola, importante centro turístico de Florida, y los meteorólogos ya dijeron que es casi seguro que la mancha llegue a las costas estos días.

La Guardia Costera de Florida ya ha coordinado con el Centro de Investigación de Delfines de Grassy Key y el centro turístico de Hawk Cay, en Duck Key, el despliegue de balizas marinas de protección para preservar la vida de los delfines allí confinados.

Diversos equipos se hallan en estos momentos desarrollando tareas de limpieza en las costas del extremo sur de Florida, donde se ha confirmado la presencia de vertido de petróleo.

BAJA CALIFICACIÓN

Las agencias de calificación de riesgo Fitch y Moody’s rebajaron ayer la calificación que asignan a la petrolera British Petroleum (BP) ante las consecuencias del vertido de crudo en el Golfo de México.

Fitch anunció que ha rebajado la calificación de la petrolera británica BP de “AA+” a “AA” con “perspectiva negativa” y la puso en “observación”.

También la otra gran agencia de calificación, Moody’s, bajó la calificación de la deuda senior y de las subsidiarias garantizadas de BP, pasando de “Aa1” a “Aa2”.


 

Comments are closed.