Rechazan la extensión del Gran Santiago en 10 mil hectáreas urbanas

Consejo regional desestimó idea por 14 votos contra 12. Intendente metropolitano, Fernando Echeverría, cuestionó la decisión y advirtió problemas para futuras viviendas sociales.;El Mercurio, 01 de julio 2010.
Lea noticias relacionadas: Core metropolitano rechaza propuesta del Minvu que permitía la expansión urbana de Santiago.
Rechazan ampliación de Santiago y terrenos urbanizables se agotarían en diez años.


Después de tres horas de discusión, el apoyo de los representantes de la Concertación y dos votaciones mediante, el Consejo Regional Metropolitano rechazó ayer, por 14 votos contra 12, la modificación del Plan Regulador Metropolitano de Santiago (PRMS), que pretendía añadir cerca de 10 mil hectáreas de uso urbano al Gran Santiago.

El proyecto contenía también exigencias a los desarrollos inmobiliarios en áreas verdes, vialidad y porcentajes mínimos para viviendas sociales.

"Este es un proyecto del gobierno de la Presidenta Bachelet, que este gobierno responsablemente lo analizó a fondo y decidió apoyarlo en su totalidad. Hoy (ayer), en forma bastante irresponsable, los mismos consejeros que representaban al gobierno de Bachelet, lo han rechazado", criticó con dureza el intendente de la Región Metropolitana, Fernando Echeverría.

La seremi metropolitana de Vivienda, Marisol Rojas, sostuvo que los capitalinos se han quedado sin una propuesta para sustentar el crecimiento de la ciudad en los próximos años. Explicó que recién dentro de dos años el Gobierno podría proponer nuevamente al consejo regional un plan como el resistido PRMS, pues debería pasar aprobaciones ambientales, entre otros trámites necesarios.

En el Ministerio de Vivienda señalaron que hoy existen menos de 7.000 hectáreas de suelo residencial disponibles en el área metropolitana de Santiago, las que alcanzarían sólo para diez años más, de acuerdo con la demanda anual que hoy se tienen de terrenos para viviendas.

Echeverría añadió que en la capital no existen terrenos con valores aptos para desarrollar viviendas sociales; esto es, que cuesten menos de 1 UF el metro cuadrado. Indicó que en el último tiempo se ha notado un incremento en los precios de estos suelos y dijo que con el rechazo del PRMS "se favorece a personas que tenían terrenos dentro del área urbana". El intendente afirmó que las viviendas sociales deberán trasladarse a zonas rurales sin equipamiento o construirse como departamentos.

El coordinador de Acción Ecológica, Luis Mariano Rendón, calificó este rechazo como "un gran triunfo".

60 hectáreas era el tamaño que iban a tener las Zonas Urbanizables Condicionadas (ZUC), que debían garantizar un mínimo de 8% para viviendas sociales y 10% para áreas verdes.

El "polvorín" que rodeó la votación del gobierno regional

Cerca de 70 opositores al PRMS llegaron ayer a la Intendencia de Santiago, quienes estuvieron a punto de ser desalojados por Fernando Echeverría por sus reiteradas manifestaciones. Ese ambiente se sumó a la clara división entre consejeros de oposición y oficialistas. Los primeros cuestionaron que el PRMS garantizaba sólo 8% para viviendas sociales en los proyectos que se construirían en la zona de extensión. Pedían un mínimo de 20%. Desde la Alianza, en tanto, acusaron a sus pares de la Concertación de realizar críticas tardías y sin fundamentos.


 

Comments are closed.