El “Green team” que cuidará del ambiente en Chile

Conozca las caras del equipo verde que está dando forma al Ministerio de Medio Ambiente. Son los tres brazos derechos de la ministra María Ignacia Benítez para lo que será evaluar el impacto ambiental de los proyectos de inversión en el país, normar la regulación de este tema, fiscalizar que se cumpla la ley y hasta sancionar cuando sea necesario. Cruzaron sus caminos varias veces antes de coincidir en las oficinas de Teatinos 254, y saben que su experiencia será puesta a prueba. La Segunda 23 de julio 2010.


Ignacio Toro Director de Conama y futuro director del SEA Ingeniero civil hidráulico UC  
   
 
 Mientras sus compañeros parten de cero, Toro tiene una doble tarea: desarmar la Conama como la conocemos hoy y fortalecer el rol del Servicio de Evaluación de Ambiental (SEA), que adquiere nuevas características.

Por eso su cargo actual como director ejecutivo de Conama es de transición. “La idea es ir desde ya haciendo la separación de aguas”, afirma. Y más que desarme de Conama, prefiere hablar del nacimiento de tres instituciones: ministerio, superintendencia y un servicio de evaluación separado, “un proceso de gestación” que se complementa con los tribunales ambientales.

Destaca que el equipo de trabajo con el que se encontró en Conama está “sumamente motivado y en general muy bueno, con una vocación por el tema medio ambiental”.

Sin embargo, reconoce que existe un nivel de confusión mayor al deseable en materia de evaluar proyectos en Chile. “No sé si depende íntegramente de que todas las funciones las tuviera Conama para la evaluación y regulación, pero ciertamente había un nivel de confusión mayor. Por ejemplo, no puede ser que a febrero de 2010, teniendo un sistema de evaluación que data de hace diez años, sigamos no admitiendo proyectos porque en su informe no indican cuál es la normativa ambiental aplicable. En estos 10 años no hemos sido capaces como autoridad de ayudar a identificar cuál es la normativa ambiental aplicable”, insiste.

El ex jefe del Departamento de Medio Ambiente de Metro, explica que será clave que el servicio tenga mayor autonomía. “Si queremos que tenga un rol protagónico, no podemos ser un servicio buzón. Existe el espacio para que el SEA tenga un rol de contraparte de los titulares, de los otros servicios públicos. Vamos a levantar los temas ambientales y si nos damos cuenta en el proceso que falta cierto tipo de normativa, iremos al ministerio”.

¿Qué hace por el medio ambiente?

Reciclaje en casa, comparte el auto con los vecinos, cuando puede usa el Metro, no usa envases no retornables, y cuando parte de paseo con su familia a la Cordillera, la salida incluye recoger la basura del lugar donde estén. Ha hecho talleres de montaña y protección de la naturaleza.

Jaime Lira

Superintendente de Medio Ambiente

Ingeniero civil industrial UC

Entre dulce y agraz describe el nuevo superintendente de Medio Ambiente, Jaime Lira, la experiencia regulatoria ambiental en Chile.

El ex ejecutivo de la empresa de venta de bonos de carbono Ecosecurities, llegó a formar parte del equipo de la ministra María Ignacia Benítez, y se preparaba para liderar el departamento de estudios de Conama cuando se le designó en este nuevo cargo, figura novedosa en la estructura legal ambiental en el país que tendrá como objetivo fiscalizar y, de ser necesario, ejercer un rol sancionador, “que a va a ser bien potente”, insiste.

Si bien no esperaba ser el nuevo superintendente, asegura recibe esta responsabilidad como un desafío más que bienvenido. Al igual que sus pares, insiste que la separación de roles será clave para el buen funcionamiento de la nueva institucionalidad ambiental, especialmente si la superintendencia también estará a cargo de unificar los criterios.

El rol sancionador de este nuevo servicio público está a la espera de la aprobación de la ley que dará nacimiento a los tribunales ambientales, hoy todavía en discusión en el Congreso. Por mientras, el superintendente trabajará con sus símiles en el ministerio y el SEIA “unificando las reglas para dejarlas lo más claras posible y conversar con todos los sectores que sea necesario. Ojalá antes que parta la superintendencia junto con los tribunales, tengamos la mayor claridad en los programas de fiscalización y el inversionista tenga más certezas respecto a lo que se va a encontrar”.

Si bien antes de la creación del ministerio existía un sistema de fiscalización y sanción bajo el paraguas de Conama, “había una disparidad de criterios y poca claridad. La idea es que si ahora se parte con un proyecto industrial, se tenga uniformidad”, enfatiza.

¿Qué hace por el medio ambiente?

Reciclaje en casa, uso de bolsas de género para el supermercado y evita las bolsas plásticas como puede. Ocupa el lado en blanco del papel impreso antes de botarlo a la basura.

Ricardo Irarrázabal

Subsecretario del Ministerio de Medio Ambiente

Abogado UC

El nuevo subsecretario de Medio Ambiente dividía su tiempo entre clases en la Faculta de Derecho de la UC y el departamento de recursos naturales del estudio de abogados Philippi, Yrarrázaval, Pulido & Brunner cuando en febrero recibió un llamado. Comenzó asesorando a la ministra y terminó de subsecretario, algo que no se esperaba.

Así, buscará aprovechar la oportunidad “para empezar a diferenciar algunos temas en la gestión ambiental que en el pasado están un poco confundidos o se les había dado poca importancia”.

¿Cómo cuales? Mejorar la gestión de recursos naturales y educación ambiental y una mejor coordinación de los temas ambientales a todo nivel en el servicio público, labor que será supervisada por el Consejo de Ministros por la Sustentabilidad que, al menos en el papel, facilita una mayor interacción entre los distintos ministerios y servicios públicos que tocan temas ambientales.

Esto último es clave para Irarrázaval, porque se estará trabajando en el mismo nivel. “Es un punto quizás más subjetivo, pero dentro de la idiosincrasia del chileno, el hecho de tener un ministerio es distinto. Poner en la agenda ambiental temas que vengan de un Ministerio versus de una Comisión es un cambio importante. A los chilenos les gustan los ministerios, buscan la autoridad política”, insiste.

Y a los inversionistas también, añade. “Si queremos aplicar el principio de ‘el que contamina, paga’, e internalizar de forma previa las externalidades que surjan de algunos proyectos polémicos, tienen que estar las cosas claras. Obviamente si hay carencia de políticas o normas, surge la oportunidad de equivocarse. Si hay errores que terminan permitiendo incurrir en ilegalidades, el ministerio tendrá que mejorarlo”.

¿Qué hace por el medio ambiente?

Reciclaje en casa, utiliza el transporte público para ir al trabajo, usa ampolletas de ahorro de energía en su hogar y la niña de sus ojos es un invernadero de especies nativas chilenas en el patio de su casa en San Carlos de Apoquindo. 

Comments are closed.