CDE ratifica decisión de seremi que permitió destrabar trámites para central a carbón

Central Termoeléctrica Castilla. El Consejo de Defensa del Estado (CDE) dice que el ex seremi de Salud actuó conforme al marco jurídico que le es aplicable.;El Mercurio, 30 de septiembre 2010.


A casi una semana de presentada, se conocieron detalles de la apelación que el Consejo de Defensa del Estado (CDE) presentó ante la Corte Suprema para tratar de revertir el fallo que declaró ilegal la actuación del ex seremi de Salud, Raúl Martínez, relativa a la calificación de la central Castilla, ligada al magnate brasileño Eike Batista.

El organismo, que encabeza Carlos Mackenney, asumió la defensa del renunciado Secretario Regional Ministerial (Seremi) de Salud que, en julio, cambió de "contaminante" a "molesta" la calificación de la unidad proyectada en la Región de Atacama, modificando así el criterio que expresó su antecesora Pilar Merino. Esta modificación permitió destrabar el trámite ambiental de la unidad termoeléctrica a carbón.

Entre los argumentos del CDE figura que tanto el recurso de protección que los detractores del proyecto presentaron ante la Corte de Apelaciones de Copiapó, como el fallo de este tribunal "alteran la institucionalidad ambiental".

"El fallo a pesar de declarar que no entrará en consideraciones técnicas del proyecto, lo califica ambientalmente como contaminante sin que aún la Corema, que es la autoridad competente, emita pronunciamiento alguno", dice la apelación a la que tuvo acceso "El Mercurio".

Junto con indicar que el renunciado seremi de Salud no cometió ilegalidad, pues la modificación figura entre las atribuciones que le son aplicables, el texto -presentado por el procurador fiscal del CDE en Copiapó, Adolfo Rivera- añade que el rótulo de contaminante que recibió Castilla fue producto de la aplicación de un método errado en el cálculo del dióxido de nitrógeno generado por el proyecto Castilla.

El organismo explica también que en lo referido al proceso administrativo tampoco habría habido ilegalidad.

 

Comments are closed.