Incendio en otra plataforma en el Golfo de México reaviva debate sobre explotación de crudo costa af

Según la Guardia Costera estadounidense, el accidente no habría contaminado el mar. Tras el derrame de petróleo de BP, el peor de Estados Unidos, en mayo Obama suspendió por seis meses la entrega de permisos para perforar en alta mar.;El Mercurio, 03 de septiembre 2010.
Lea noticias relacionadas: Confirman derrame de petróleo tras nueva explosión de plataforma en Golfo de México.
Derrame: BP avanza en el sellado del pozo mientras sus gastos se disparan.


Un incendio en una plataforma petrolera en el Golfo de México, propiedad de Mariner Energy, con sede en Texas, volvió ayer a poner a EE.UU. en alerta ante la posibilidad de que se extienda la moratoria de explotación petrolera en alta mar que decretó la Casa Blanca en mayo pasado.

El accidente de la plataforma Vermillion 380 se produjo a 320 kilómetros de donde se hundió en abril la estructura de extracción de crudo de BP, que produjo el peor derrame de petróleo de la historia de Estados Unidos.

Funcionarios informaron que no se observaban signos de contaminación producto del incendio. "Los barcos y los aviones en el lugar no pueden ver una estela (de petróleo)", dijo el capitán de la Guardia Costera Peter Troedsson en una conferencia de prensa en Nueva Orleans.

Sin embargo, las primeras informaciones apuntaron a que sí existía una mancha de crudo en la zona.

El incendio se prolongó por varias horas antes de ser extinguido. Un portavoz de la firma dijo que empezó en la cubierta superior de la estructura, donde se ubican los dormitorios, y que no se había producido una explosión.

Al momento del accidente, la plataforma no estaba funcionando, pues se le estaban realizando labores de mantenimiento, indicaron funcionarios de la firma Mariner Energy.

Sin embargo, el siniestro puso la atención sobre la industria de perforación mar adentro, que está tratando de revertir una moratoria impuesta a raíz del desastre de BP.

El 20 de abril, la plataforma Deepwater Horizon explotó en el Golfo de México, accidente que dejó a 11 trabajadores muertos y vertió millones de barriles de petróleo en el mar.

Varios analistas dijeron que el nuevo accidente podría afectar a la industria en su batalla judicial para levantar la suspensión de las perforaciones.

El portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, dijo que no sabía si el hecho influiría en la actual moratoria a las perforaciones impuesta por el gobierno de Barack Obama. Grupos ecologistas dijeron que este incendio ponía en relieve la necesidad de mantener la veda. 

 

Comments are closed.