Ocho centrales termoeléctricas a carbón están a menos de 40 kilómetros de zonas conflictivas

Eventualmente estas unidades podrían enfrentar presiones. Se trata de puntos donde existen reservas ambientales, reservas naturales o emplazamientos urbanos importantes. El Mercurio, 02 de septiembre 2010.
Lea noticia relacionada: Ministra de Bienes Nacionales entrega mapa de zonas conflictivas en materia ambiental al Gobierno.
Nuevo criterio de ubicación de gobierno podría impactar a cuatro centrales térmicas.


Al menos ocho de los doce proyectos termoeléctricos a base de carbón que se encuentran en diversas etapas de desarrollo están ubicados a menos de 40 kilómetros de zonas que podrían representar eventuales conflictos, similares a los que enfrentó la cancelada Barrancones, de la francesa GDF Suez.

El ambiental es uno de los factores que se consideran en el análisis de los proyectos, pues las distintas tecnologías de abatimiento de emisiones pueden reducir el impacto de estos complejos.

En la Región de Tarapacá -perteneciente al Sistema Interconectado del Norte Grande (SING)- figuran dos de los proyectos en cuestión.

Se trata de las centrales Pacífico, ligada al fondo Southern Cross, y Patache, en la cual participan un grupo de inversionistas a través de LarrainVial y ex ejecutivos eléctricos.

Ambas unidades están ubicadas en las inmediaciones de la zona de Punta Patache, distante a unos 70 kilómetros de Iquique. Esta área, en la que ya existen otras actividades productivas y portuarias, de acuerdo con publicaciones de la Comisión Nacional del Medio Ambiente (Conama), es prioritaria para la conservación ecológica por su diversidad biológica.

En el caso de Pacífico, que en 2009 fue rechazada por la autoridad regional, Corema, se ubica a 3,5 km de Punta Patache y a 6 km de Alto Patache, donde se produce el fenómeno "oasis de niebla" o formaciones vegetacionales que se desarrollan cada cuatro a siete años. Además, cerca también está el Salar Grande.

Luego, en la Tercera Región, se ubica Punta Alcalde, de Endesa Chile, que está 13 km al norte de Huasco, comuna donde operan iniciativas industriales y de generación eléctrica, como el complejo Guacolda, que está a 3,6 km de esa zona urbana.

Hasta ahora esta inversión no ha presentado mayores muestras de rechazo público y su trámite ambiental debería retomarse el próximo 30 de noviembre.

Lo contrario sucede con Castilla, que está en la misma región y pertenece al magnate brasileño Eike Bastista, pues se ha articulado una red de detractores a nivel de la comunidad y de organizaciones ambientalistas.

En este caso, el depósito de cenizas del complejo está ubicado en la Quebrada de Morel, sitio declarado prioritario y respecto del cual MPX Energía ha planteado medidas de mitigación. Además, está a 8 km de Totoral y a 38 km del Parque Nacional Llanos de Challes.

En la Región de Coquimbo, Cruz Grande, ligada a CAP, figura a 3 kilómetros de la caleta de Chungungo y a 30 km de punta Choros, donde está el santuario de pingüinos de Humboltd, uno de los motivos por el cual se canceló Barrancones.

Los Robles de Gener, en la Región del Maule, está a 25 km de Constitución y ha enfrentado el rechazo de grupos locales.

Ventanas

En Ventanas se da una situación que podría parecer más complicada que aquella que derivó en la cancelación de Barrancones, pues en esa área de la Región de Valparaíso se desarrollan diversas actividades industriales, entre ellas eléctricas, destacando la construcción de Campiche (Gener) o los proyectos RC Generación, que no fue admitido a trámite ambiental, pero que podría ser reingresado, y Energía Minera de Codelco, que ya tiene permiso ambiental.

Ventanas está a 22,5 km de Zapallar y a 25 km de Reñaca. Además, Cachagua, donde está la isla del mismo nombre, alberga a colonias de pingüinos, lo que le otorga relevancia ambiental. Esto hasta ahora públicamente no ha recibido atención por parte de detractores de las termoeléctricas a carbón.

Otro elemento que indirectamente podría complicar el desenlace de las iniciativas emplazadas del área es la presencia en Ventanas de la refinería de Codelco, que genera el 60% de las emisiones en la zona. La estatal planea elevar su capacidad en 30%.  
 
VENTANAS: En esta área, la refinería de cobre de Codelco produce el 60% de las emisiones al aire.


 

Comments are closed.