Pelícanos son las primeras víctimas de derrame de petróleo en San Antonio

Mancha ya tiene 600 metros de largo y alcanzó a la tradicional caleta de pescadores, que debió ser cerrada. Al cierre de esta edición ya se habían contabilizado 12 pelícanos “empetrolados” (uno de ellos ya murió), algunos lobos marinos manchados o con comportamientos extraños, además de moluscos contaminados en la bahía de San Antonio tras el derrame de hidrocarburo pesado que se verificó ayer en la madrugada. La Segunda, 29 de septiembre 2010.
Lea noticia relacionada: Diputado por San Antonio pide duras sanciones por derrame de petróleo en la zona.;


El accidente se produjo cuando una nave de bandera ucraniana era abastecida por un barco de la empresa Terpel en el muelle Panul y, por causas que se desconocen, se produjo un rebase hacia el mar. Según informó el gobernador de San Antonio, Mauricio Araneda, aunque las primeras estimaciones hablaban de sólo 400 litros vertidos, hoy ya había certeza de que se trata de al menos 1.200 de un material de alta densidad difícil de limpiar.

La autoridad alabó la rápida reacción de la Armada, que en minutos logró desplegar mangas plásticas para contener el derrame. Sin embargo, la mancha ya tiene unos 600 metros de largo por 200 de ancho, llegando hasta la caleta de pescadores Pacheco Altamirano, por lo que —sumado a marejadas— el lugar debió ser cerrado para los pescadores artesanales que allí trabajan.No es todo, porque “además de esa mancha primaria que llega hasta Puertecito hay estelas de petróleo no densas que se extienden incluso frente al Paseo Bellamar, donde llegan los turistas.

El daño ecológico que se está produciendo es muy grande”, recalcó el gobernador.Agregó que aún no se ha cuantificado el gasto que la emergencia significará, pero la naviera responsable tendrá que pagar todos los gastos realizados por la Armada así como el valor del trabajo de la empresa que se encargará de absorber el petróleo y limpiar. “Contratarán como mano de obra a los pescadores artesanales que no pueden trabajar, con lo que eso mitigará el impacto económico”, dijo el gobernador. Al cierre de esta edición, se desplegaban en la zona afectada voluntarios del programa de TV La Ley de la Selva, de la Capitanía de Puerto y del centro de rescate de la fauna silvestre del Museo de San Antonio.

El director de esta última entidad, José Luis Brito, señaló que “es difícil cuantificar en este momento el daño producido, porque hay peces, invertebrados que podrían estar afectados. En los próximos días vamos a ver la mortandad efectiva, porque a veces los animales enferman sin estar manchados, porque tragan el petróleo. Hasta ahora hemos monitoreado 11 pelícanos empetrolados, uno de los cuales murió.  

 

Comments are closed.