Piñera asegura que decisión sobre eléctrica fue “excepcional” y CPC opta por no realizar críticas

Jefe de Estado sostuvo ayer almuerzo con la máxima entidad de representación empresarial. Rafael Guilisasti enfatizó en la necesidad de construir una institucionalidad para la energía nuclear. El Mercurio, 03 de septiembre 2010.
Lea noticias relacionadas: Aumenta presión sobre Piñera por termoeléctrica Los Robles.
Piñera logra tranquilizar a empresarios y les pide no congelar proyectos de inversión.


Con la absoluta convicción de que la intervención del Presidente Sebastián Piñera en el traslado del proyecto Barrancones no volverá a repetirse se retiraron ayer los dirigentes de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC) del almuerzo que sostuvieron con el Mandatario en La Moneda.

Así lo comentaron, de acuerdo a fuentes del empresariado, los seis representantes gremiales que participaron en el encuentro -que se prolongó por más de dos horas- y lo confirmó el propio timonel de la CPC, Rafael Guilisasti, durante su salida de Palacio.

"El Presidente manifestó en forma categórica que fue una situación absolutamente excepcional", aseguró Guilisasti.

Es más, el dirigente empresarial no dudó en señalar que se retiraba del encuentro -en el que también participaron los ministros de la Presidencia, Cristián Larroulet; de Hacienda, Felipe Larraín, y de Economía, Juan Andrés Fontaine- "con la absoluta convicción" de que el Gobierno está consciente de la necesidad que tiene el país de impulsar el desarrollo energético.

De hecho, Guilisasti comentó que el empresariado le planteó a Piñera que el país necesita construir una institucionalidad para la energía nuclear y que el Mandatario apoyó la visión del empresariado.

"El Presidente comparte plenamente que éste es un desafío que tenemos como país y que es importante que la opinión pública se sensibilice frente a la idea de que sin la construcción de esa energía adicional no podrá haber crecimiento", sostuvo.

Idea que fue reforzada por el ministro Fontaine, quien sostuvo que el Jefe de Estado durante el almuerzo reiteró la necesidad de "poner el acelerador a fondo" en los proyectos que son necesarios para que Chile alcance el desarrollo.

En tanto, sobre Barrancones dijo que este tema se abordó desde la perspectiva que el país requiere introducir cambios en los procesos de revisión de los proyectos de inversión.

Mientras, Larraín sostuvo que durante la cita el Mandatario reiteró a la CPC que el Gobierno perfeccionará la legislación ambiental.

"Discusión franca"

Fuentes que participaron en la cita de ayer comentan que, pese a la molestia y preocupación que generó en el empresariado la decisión presidencial respecto de GDF Suez, la conversación entre los representantes de la Confederación y Piñera se dio en un ambiente "grato y distendido".

De hecho, a su salida de La Moneda, Guilisasti calificó la cita como "una discusión franca".

Las fuentes señaladas comentaron también que los representantes empresariales le advirtieron a Piñera sobre el impacto y "ruido" que ha generado en el sector privado lo ocurrido el 26 de agosto y la necesidad de entregar señales en el sentido que se trató de "un hecho puntual".

Además, durante la reunión los dirigentes gremiales le plantearon más de una vez a las autoridades que si no se apoya el desarrollo energético en el país esto afectará negativamente el crecimiento de la actividad económica, variable que para el actual gobierno figura dentro de sus prioridades.

En esta misma línea, los representantes de la CPC coincidieron en que efectivamente el país se está reactivando y que los niveles de empleo están mejorando, pero advirtieron a las autoridades que falta un salto a nivel de inversiones para apoyar la actividad durante los próximos años.

Ante este planteamiento, las autoridades se comprometieron a entregar señales claras. Una primera muestra de aquello fueron los dichos de los ministros Larraín y Fontaine tras la cita, quienes entregaron un fuerte mensaje pro inversión.  
 
US$ 1.200 millones era la inversión que consideraba el proyecto Barrancones de GDF Suez.

Royalty y tipo de cambio

Si bien el análisis de Barrancones y la necesidad de impulsar las inversiones fueron los temas centrales durante el almuerzo, en la oportunidad también se abordó el proyecto de royalty del Gobierno y la baja cotización del dólar.

Sobre el primer tema, la CPC sostuvo que es necesario que la "discusión se cierre pronto" y apoyaron los rangos de tributación propuestos por el Ejecutivo para las empresas mineras. Respecto del dólar, el ministro Felipe Larraín adelantó que el alza del Presupuesto 2011 será "sustantivamente menor" al registrado en 2010 y que eso quitará presión a la divisa. Agregó que el uso del FEES será "muy moderado".

 

Comments are closed.