SOLICITAN DEROGACION DE DECRETO QUE AUTORIZA TALA DE ÁRBOLES DECLARADOS MONUMENTO NATURAL

Organizaciones de la sociedad civil y ciudadanos, representados por el abogado Marcelo Castillo, entregan hoy una solicitud al Ministerio de Agricultura, para que anule el Decreto 654, de noviembre de 2009, que autoriza la tala de especies declaradas Monumento Natural, tales como alerce, araucaria, ruil, belloto del norte y del sur y pitao.


Esta petición se fundamenta en que el mencionado decreto contraviene una serie de normas legales de mayor rango vigentes en el país, tal como la Convención de Washington, que establece que los Monumentos Naturales son inviolables. Para el abogado Marcelo Castillo "no solo están en peligro especies de alto valor ambiental, como el alerce, la araucaria y el ruil, sino también el estado de derecho y el cumplimiento de tratados internacionales suscritos por Chile".

“El Decreto 654 es un flagrante atropello de los compromisos suscritos por Chile, así como de la protección de nuestros bosques bajo constantes amenazas”, señaló Flavia Liberona, Directora Ejecutiva de Fundación Terram, que se hizo parte de la presentación. Además de Terram, firmaron la petición la Corporación Chileambiente, Ecosistemas, Corporación para el Desarrollo de Aysén (CODESA), Organización Comunitaria Chinchimen, Organización Aguas Libres, Fundación Ghut, Ética en los Bosques, Asociación de Ingenieros Forestales por el Bosque Nativo, Fundación Pumalin, Fundación Yendegaia. Además, a título personal, se sumaron Nicolo Giglo, José Opazo, Javiera Espinoza, Luis Andrés Ulloa, María Celeste Santibañez, Macarena Soler.

Bajo la Convención de Washington, las regiones, los objetos o las especies vivas de animales o plantas de interés estético o valor histórico o científico, quedan bajo protección absoluta. En tanto, los Monumentos Naturales se crean con el fin de conservar un objeto específico o una especie determinada de flora o fauna, declarándolo inviolable excepto para realizar investigaciones científicas debidamente autorizadas, o inspecciones gubernamentales.

De acuerdo a las organizaciones denunciantes, el Decreto 654 apuntaría a facilitar, en el futuro, la tramitación ambiental de la línea de transmisión del proyecto HidroAysén, que en su trayecto para trasladas la energía desde la Patagonia a la zona central del país, deberá pasar por numerosas zonas con especies protegidas.

“Esta norma dictada por el Minagri debilita de una manera inaceptable la protección de especies forestales nativas en el país, y lo hace mediante un acto administrativo, evitando el debate público que significaría, por ejemplo, haber propuesto una modificación legal para ser discutida en el Congreso”, agregó Flavia Liberona.

Santiago, 09 de septiembre 2010.

Comments are closed.