Costos de industria salmonera subirán 30% por nuevas exigencias sanitarias

El principal elemento será la organización que tendrán los barrios, lo que reducirá la producción. Pese a ello, el sector mantiene el optimismo, ya que los altos precios compensan los costos. La Tercera, 26 de octubre 2010.;


La superación de la epidemia que significó la llegada del virus ISA a las costas chilenas no sólo trajo una nueva forma de producir el salmón chileno, sino que también un relevante aumento de los costos.

Las estimaciones del sector proyectan un incremento de al menos 30%. Esto, debido a las mayores exigencias sanitarias y ambientales que contemplan los reglamentos en los que está trabajando la autoridad y que deberían estar listos a fines de este año.

"El consenso en la industria es que los costos están subiendo en torno a 30% con los nuevos estándares sanitarios que se están implementando en la industria", señaló el presidente de SalmonChile, César Barros.

Las nuevas reglas con- llevan una forma distinta de trabajar en los que serán los futuros barrios. Esto producirá un aumento en los costos de operación y traslado.

Barros explica que uno de los costos más importantes que enfrentará la industria serán los períodos de descanso de los barrios,"que tendrán que ser entre 3 y 4 meses al año, lo que significa 30% menos de producción".

Un actor de la industria señala que el establecimiento de barrios, con fechas de descanso establecidos por zona, impide a las empresas decidir en qué momento y dónde comenzar sus nuevas siembras. A los tres meses de descanso habrá que sumar, además, los 18 meses requeridos para la engorda del salmón. "Necesariamente las empresas tendrán que ver la forma de darle continuidad productiva a sus concesiones y eso significa tener que comprar o arrendar otras concesiones", explicó la fuente. En el mercado indican que el arriendo de una concesión cuesta en promedio unos US$ 300 mil anuales.

El timonel de la industria destaca que otro costo importante será la producción de smolt (salmón juvenil), "porque producirlos en tierra es más caro, entre 30% y 50% que producirlos en lagos, como antes".

Un cambio que también afectará a la industria es la adquisición de ovas, ya que hay una prohibición de importarlas para evitar nuevos contagios. El costo de la producción local es más alto.

Junto con esto está, además, el aumento de las certificaciones, controles y muestreos de lotes, lo que incidirá en los costos de las empresas.

Un profesional del sector sostiene que, asimismo, hay que realizar inversiones en el manejo y control de la mortalidad de los salmones. "En piscicultura también hay que hacer desinfecciones y esto equivale a nuevas inversiones", agrega.

Pese a esto, la industria mantiene el optimismo sobre el futuro y la recuperación de los niveles productivos.

"Hoy, con los precios actuales, la industria sigue siendo competitiva con las alzas de los costos", dice Barros.

Otro ejecutivo del sector explica que el escenario de aumento de costos responde a la caída de la mortalidad. "La pregunta que hay que hacer es ¿qué es más caro, tener o no tener salmones?", dice la fuente. La tasa de mortalidad llegó a 12% en los primeros meses de 2009 a la actual tasa de 0,45%.  
 
Caída de precios hacia 2011

Atrás podría quedar el buen escenario de precios que está registrando el salmón durante 2010. Empresas del sector están proyectando un ajuste gradual del precio debido al repunte en las cosechas, lo que se comenzaría a notar a partir del segundo semestre de 2011. Esto, si las empresas mantienen el nivel de cuidado sanitario para evitar una nueva crisis como la generada por la expansión del virus ISA.

Durante el ejercicio, el salmón atlántico ha mantenido un nivel de precios que se ubica en US$ 10,4 por kilo. En junio, el valor alcanzó los US$ 13 por kilo, el mayor precio al que ha llegado este tipo de producto. Actualmente, se está vendiendo a US$ 11,5 el kilo. Antes de la crisis del ISA, el valor del salmón atlántico se situaba en torno a los US$ 4 por kilo.

US$ 11,5 es la cotización actual de un kilo de salmón atlántico en el mercado internacional. Se trata de un precio bastante elevado en comparación con el nivel promedio de US$ 4 que se verificaba en al período previo ala crisis del virus ISA, que dañó con fuerza a grandes productoras chilenas.

LA INDUSTRIA
“El consenso en la industria es que los costos están subiendo en torno a 30%”. César Barros, presidente SalmonChile.


 

Comments are closed.