La inquietud que ronda encuentro que tendrán los presidentes Piñera y Sarkozy en Francia

La Moneda teme que episodio de reubicación de central Barrancones se reeditaría en suelo galo. El Diario Financiero, 15 de octubre 2010.;


Aunque los efectos políticos de la decisión presidencial de trasladar la central hidroeléctrica Barrancones desde punta Choros en la IV región, parecen haber sido superados por la coyuntura, el tema y sus consecuencias reaparecerían con fuerza en el encuentro que sostendrá el presidente Sebastián Piñera con su homólogo francés Nicolas Sarkozy.

Lo anterior, en el marco de la visita de Estado que realizará el mandatario al continente Europeo y que lo trasladará a tres países a partir de hoy: Gran Bretaña, Francia y Alemania.

Pero es en París, donde lo esperaría la inquietud de la compañía franco belga GDZ Suez Energy, quien hizo llegar hasta el poder Ejecutivo galo sus reparos. Esto, porque la construcción de la termoeléctrica Barrancones era una de sus principales iniciativas desde el punto de vista de tamaño e inversión que tenía en carpeta la empresa en la zona norte del país.

Además, porque se ajustaba a los ordenamientos jurídicos y era considerado "el mejor proyecto, el mejor blindado", según un alto ejecutivo de la compañía. Obras que hoy se encuentran paralizadas y que no está contemplado -hasta la fecha- "ni su traslado, ni nuevos estudios para su reubicación, ni compensaciones", señala la misma fuente.

Agrega que para trasladar Barrancones a otro lugar se requiere de la elaboración de un nuevo estudio de impacto ambiental (SEIA), además de su respectivos procesos de tramitación, pasos que la compañía habría rechazado realizar nuevamente debido a su alto costo y al tiempo que requeriría. La empresa habría gastado US$ 15 millones en estudios técnicos.

Alternativas

Frente a la eventualidad que Sarkozy ponga sobre la mesa el episodio Barrancones, fuentes ligadas al proceso señalan que se habría sugerido a La Moneda que se diga "algo" antes de que Piñera se reúna con su par francés.

Ello, porque la decisión de reubicar la termoléctrica dejó flotando en el aire algunos cuestiomanientos sobre qué sucederá con futuros proyectos energéticos de inversionista extranjeros en el país.

De hecho, desde el interior de la empresa reconocen que la decisión de "reubicar" la central los tomó por sorpresa. Las conversaciones previas con autoridades locales, las consultas a La Moneda más el hecho que la Corema de Coquimbo se manifestó a favor del proyecto, no hacía preveer un escenario como el que se dio.

"Ni en la forma como fuimos informados", reafirma el ejecutivo. Es más, añade, "una alta autoridad de gobierno, nos citó, nos agradeció gentilmente nuestra disposición (obligada) de reubicar la central. Nos apretó las manos y nos despidió".

Molestia empresarial

La decisión de gobierno de trasladar Barrancones no sólo provocó observaciones en Suez Energy, sino que en el sector empresarial chileno y extranjero.

"Es una decisión fatal para los inverionistas extranjeros", planteó en su oprtunidad, el encargado de elaborar el índice de libertad económica del think thank estadounidense Heritage Foundation, James Roberts.

 

Comments are closed.