Raineri promoverá revisión de plazos de norma termoeléctrica

Ministro de Energía. Confirmó que en su momento se planteará al consejo de la Conama.;;El Mercurio, 07 de octubre 2010.
Lea noticia relacionada: Termoeléctrica Guacolda pide mayores plazos para adaptarse a normativa de emisiones.


Huasco El ministro de Energía, Ricardo Raineri, confirmó ayer la intención de su cartera de lograr una prórroga en la entrada en vigencia de la norma que regula las emisiones de gases de las termoeléctricas.

"Estamos mirando cuáles son los plazos adecuados para que, en un tiempo razonable, podamos reducir las emisiones de algunas de las centrales que puedan ser mejoradas y al mismo tiempo garantizar la seguridad de suministro energético del país. Estamos analizando las distintas opciones y en su momento esta materia será presentada al consejo de la Conama para que decida", dijo el secretario de Estado. Así, ratificó la preocupación de su cartera por el impacto que produciría mantener inalterado el contenido del anteproyecto diseñado por la administración anterior.

La norma, de diciembre de 2008, limita las emisiones de algunos gases y metales pesados de las centrales que generan electricidad con carbón, diésel, petcoke o gas natural. Esto, tanto para unidades antiguas como nuevas. En cuanto a las antiguas, el texto fija un plazo de tres años para cumplir con los estándares. En la industria eléctrica califican este lapso como insuficiente.

El gerente general de Guacolda Energía, Sergio del Campo, exhibió la postura de los privados sobre el punto en el marco de su intervención en la inauguración de la Unidad 4 del complejo termoeléctrico de Huasco.

"Se deben ocupar criterios similares a los de lugares como Europa o Estados Unidos, donde se diferencia entre unidades nuevas y antiguas y donde además se dieron plazos de adaptación, considerando la situación particular de las empresas", dijo.

El ejecutivo de la firma ligada a Gener y a los grupos Angelini y Von Appen agregó: "En Chile se requieren mayores plazos de adaptación de las centrales antiguas, dado que nuevas normas de emisión podrían impactar la viabilidad técnico-económica de empresas termoeléctricas".

Del Campo indicó que un plazo adecuado serían ocho años. 

 

Comments are closed.