Salar del Huasco es declarado Parque Nacional

La medida permitirá implementar medidas de protección al ecosistema de esta zona de la Región de Tarapacá.Es uno de los humedales más prístinos en Chile y cuenta con un ecosistema rico en avifauna. Las características corresponden al Salar del Huasco, zona ubicada al interior de la comuna de Pica y que se convirtió en el Parque Nacional número 35, lo que permitirá implementar medidas de protección a este ecosistema. La Nación 06 de octubre de 2010.
Lea discurso Día del Guardaparques 2010 en inauguracion del Parque Nacional Salar del Huasco: DISCURSO DIA DEL GUARDAPARQUE 2010


La ceremonia de inauguración que se realizó en el acceso al parque nacional y fue encabezada por el ministro de Agricultura, José Antonio Galilea; el director nacional de la Conaf, Eduardo Vial y autoridades locales, representadas por la intendenta de Tarapacá, Luz Ebensperger.

El ministro Galilea indicó que con la declaratoria se cumple el compromiso ministerial de contar con 100 parques para el Bicentenario y tener a nivel mundial un sistema de áreas protegidas, que posee 35 parques nacionales, 49 reservas naturales y 16 monumentos naturales, que cubren cerca del 19% del territorio nacional.

El salar del Huasco se ubica a unos 180 kilómetros al interior de Iquique y a 3700 metros de altura. La zona además cuenta con la calificación de Santuario de la Naturaleza y Sitio Ramsar, figurando también en el Libro Rojo de Sitios Prioritarios de Conservación de Biodiversidad.

La zona es un humedal altoandino que posee un ecosistema rico en avifauna. Por sus características es considera una de zona de alimentación, nidificación y residencia de aves. Junto a ello, es uno de los humedales más prístinos de Chile, lo que permite la existencia de especies únicas en su tipo y es considerada una reserva de agua en medio del altiplano.

Es uno de los pocos salares en Chile donde anidan las tres especies de flamencos sudamericanos y de otras especies amenazadas como el ñandú, el cóndor andino y la vicuña.

En cuanto a vegetación, es posible hallar pajonales, bofedales, queñoas, entre otros. Además, la zona posee numerosos sitios arqueológicos asociados al salar y al sistema hidrológico de la cuenca. El sector, que es visitado anualmente por cientos de turistas nacionales y extranjeros, es habitado por algunas comunidades aymaras que dependen del ganado camélido.

Durante la ceremonia, los integrantes de tres familias aymaras realizaron una protesta pacífica, reclamando la propiedad ancestral del territorio. Por Alejandra Lobo.

Comments are closed.