Apoyo Público y privado en parques de conservación natural de Magallanes

El cambio climático y sus efectos sobre los glaciares y la temperatura del agua, también podrían generar impacto sobre las condiciones oceanográficas del Seno de Almirantazgo. La Nación, 27 de diciembre de 2010.


Nuestro país causa sensación por la gran riqueza de fauna marina que hay en el Seno Almirantazgo en Tierra del Fuego, generando que la Wildlife Conservation Society (WCS), una ONG internacional dedicada desde el 2004 a la conservación de paisajes y fauna silvestre, se interesara en estudiar y preservar las poco estudiadas especies existentes en ese lugar como los pingüinos penacho amarillo, pingüinos rey, delfines australes, ballenas sei, focas leopardo, elefantes marinos y albatros de ceja negra, siendo estos dos últimos las estrellas de la investigación.

En el Parque Nacional Alberto D´Agostini (un área pública) y el Parque Natural Karukinka (un área privada), áreas terrestres protegidas que comparten una misma cuenca, se creó un modelo de conservación terrestre-marino el que combatirá con la amenaza que ha significado la contaminación de los residuos provenientes de barcos que navegan por los canales y el Estrecho de Magallanes y el turismo no regulado, queriendo cambiar la actitud de las personas hacia la naturaleza y contribuir a que la vida silvestre pueda convivir en armonía con el ser humano.

ELEFANTES EN KARUKINKA

Con la participación de socios locales, como el Centro de Estudios del Quaternario Fuego-Patagonia y Antártica Chile CEQUA, que trabaja en el lugar desde el 2003 y el Instituto Antártico Chileno INACH, adosado desde el año pasado, se han centrado en ayudar a los 150 elefantes marinos presentes en la costa de Karukinka, instalándoles el día 11 de diciembre unos transmisores satelitales para estudiarlos durante un año. “Todos fueron puestos en machos jóvenes de entre 4 y 6 años de edad que se encontraban mudando (cambiando su pelo) en las playas del Seno Almirantazgo” cuenta Daniela Droguett, asistente en terreno de la expedición.

También las tres organizaciones están trabajando con las 50 parejas de albatros de ceja negra que hay en el Islote Albatros, única colonia existente en aguas interiores a nivel mundial. Intentando dilucidar su procedencia, “se realizarán estudios genéticos que permitirán comparar los ejemplares de esta colonia con los de las colonias de las islas Malvinas, Georgias, Diego Ramírez e Idelfonso, entre otras” dice Droguett. Esto se logrará con un anillado en sus patas, lo que permitirá recibir reportes de avistamiento de los albatros del Seno en otras localidades, lo que sucedió hace un año cuando avistaron un ejemplar anillado en las Malvinas.

Si bien el equipo ha logrado financiar dos expediciones al área de estudio, Droguett afirma que “para darle continuidad a estas actividades es importante obtener recursos complementarios a largo plazo, tanto del ámbito estatal como privado”, recalcando que las investigaciones han sido autorizadas por el SAG y la Subsecretaría de pesca.

MÁS ESPECIES

Otras especies relevantes que fueron observadas durante la expedición incluyen: pingüinos penacho amarillo, pingüinos rey, delfines australes, ballenas sei, además de un grupo de focas leopardo, el único reportado para la especie fuera del continente antártico.

Según la Dra. Bárbara Saavedra, Directora de WCS-Chile, el objetivo de esta expedición es avanzar en el conocimiento y valoración del patrimonio natural de Chile, a través del fomento de la cooperación público-privada y el potenciamiento de los recursos limitados, tanto materiales como humanos, disponibles para realizar este tipo de trabajos en esta zona. Esta mirada cooperativa ha permitido también, en poco tiempo, generar una línea base científica de gran utilidad para la Región de Magallanes. Dicha visión incluye la identificación de las áreas más importantes para la conservación marina de la Región, la cual ha sido entregada al Gobierno para su consideración en la planificación de zonificación y uso del borde costero. Toda esta información es relevante para velar por el uso racional y sustentable de los recursos costeros y marinos de Magallanes. Asimismo, permitiría planificar el desarrollo de actividades productivas diversas en complementariedad con la conservación activa de esta valiosa biodiversidad.

Comments are closed.