Castilla e HidroAysén

Carta al director de Rodrigo Bórquez, economista de Fundación Terram, publicada en diario La Tercera el 10 de diciembre de 2010.


En vista de lo ocurrido con la votación de la Corema de Atacama respecto de la suspensión del proceso de evaluación del proyecto termoeléctrico Castilla, como en la derogación por parte de la DGA del decreto que rechazaba la entrega de derechos de agua necesarios para viabilizar HidroAysén, es posible interpretar de manera clara y contundente la intención del gobierno de aprobar lo antes posible ambos proyectos de generación eléctrica.

¿Qué tan necesarios son estos proyectos? A juzgar por los antecedentes y pruebas a la vista, se podría cuestionar tanto su importancia relativa como el apoyo que reciben del gobierno, ya que si sólo se considerara el potencial de generación eléctrica que se sumará al parque actual gracias a la entrada en operación de una serie de proyectos que se encuentran en construcción, más otros que ya cuentan con aprobación ambiental desde 2007 y que aún no se construyen, se incorporarían al sistema cerca de 10.000 MW de potencia, los que equivalen a casi el doble de lo que aportarían Castilla (2.354 MW) e HidroAysén (2.750 MW) en su conjunto. Y lo que es aún más llamativo, representarían cerca del 67% de la capacidad instalada total del país a 2009. ¿Se justifica el actuar del gobierno a favor de estos proyectos?

Comments are closed.