Emisario de Nueva Aldea sufre primera emergencia

Situación generó alarma en Coelemu. Arauco investiga si se trató de una fisura o una rotura en el ducto lo que originó el vertido de riles. El Sur de Concepción, 18 de diciembre 2010.


Una emergencia alarmó ayer a los habitantes de Coelemu, luego que desde el emisario construido por Arauco para la celulosa de Nueva Aldea comenzara a verter residuos industriales al medioambiente.

La situación ocurrió en el ingreso a la comuna, en el camino que va a Ñipas, a metros de una toma de agua, lo que generó preocupación entre los agricultores del sector.

Desde la Municipalidad de Coelemu se informó que fueron vecinos los que dieron la alerta a eso de las 8.30 horas.

Para conocer la magnitud del vertimiento se constituyó en el lugar la alcaldesa Laura Aravena.

Víctor Gavilán, empresario y agricultor del área, aseguró que la emergencia amenazó una plantación de arándanos y también un lugar donde pastan animales.

Guillermo Mendoza, jefe de Asuntos Públicos de Arauco en la Provincia de Ñuble, informó que lo anterior no fue lo constatado por personal de la empresa que acudió para atender el problema y, además, aseguró que los residuos que lleva el emisario al mar no representan una amenaza.

"Visualmente sólo vimos que el líquido llegó al badén del camino… Los riles son tratados y por eso no son tóxicos. Sin embargo, hay un grupo de seis personas de la Universidad de Concepción que están tomando muestras para efectuar un análisis y elaborar un informe ", sostuvo Mendoza, al precisar que el vertimiento de líquido fue estimado en no más de 10 metros cúbicos.

Consultado si no había un sistema que advirtiera de emergencias como ésta, luego que fueran vecinos los que denunciaran el vertimiento, el ejecutivo de Arauco explicó que sí existen, a través de medidores de la presión, pero que en este caso la fuga era mínima y por lo tanto prácticamente imperceptible.

Víctor Gavilán señaló que la cuadrilla de Arauco demoró cuatro horas en llegar al lugar de la emergencia, lo que fue desmentido por Mendoza, quien estimó en menos de una hora el tiempo transcurrido desde el aviso de los vecinos y el arribo de los trabajadores de la forestal.  
 
10 metros cúbicos de riles es lo que se habría vertido desde el emisario de Arauco, a raíz de una emergencia que la empresa indaga.

Comments are closed.