Globo sonda medirá contaminación por ozono en zona central

En las regiones Metropolitana, de Valparaíso y de O´Higgins comenzó programa especial de medición y ya se estima que la comuna de Las Condes tiene la situación más crítica. La Nación, 28 de diciembre 2010.


El primer globo sonda de medición de la capa de ozono que se lanza en la zona central, fue elevado por el Centro de Ciencias Ambientales de la Universidad de Chile y el Centro Nacional del Medio Ambiente (Fundación privada ligada a esa universidad). El objetivo de este proyecto, financiado por el Ministerio del Medio Ambiente, es estudiar la distribución de la contaminación por ozono en la zona central, según explicó el doctor Raúl Morales, encargado de la iniciativa.

El programa cubre las regiones de Valparaíso, de O’ Higgins, y Metropolitana. “Junto con estudiar el ozono troposférico, es decir, el superficial, con este globo sonda se puede además analizar la capa estratosférica del ozono”, agrega el científico, quien señala que de esa forma se están desarrollando dos programas simultáneos.

Actualmente, la comuna de Las Condes es la que experimenta los mayores niveles de contaminación por ozono. A medida que ha ido creciendo el gran Santiago, se ha expandido a la zona de Colina y hacia Los Andes.

Justamente por esa razón se ha centrado la investigación en el corredor que va de Rancagua a Los Andes, pasando por estas tres regiones, con lo que se detecta el smog fotoquímico.

MEDICIÓN EN ALTURA

Este globo sonda en altura permitirá abarcar mayor espacio de medición, y con ello supera el registro que realizan las estaciones de punto fijo, del Servicio de Salud metropolitana del Medio Ambiente, dependiente del Ministerio de Salud. “Esa información es muy local, circunscrita al lugar donde están dichas estaciones”, explica el doctor Raúl Morales. “Con el globo sonda se puede registrar lo que sucede en la atmósfera urbana, vale decir en los primeros 3 mil metros de altura”, agrega.

Debido a que el globo sigue subiendo, llega hasta los 35 mil metros de altura, caracterizando entre los 10 mil y 35 mil lo que se conoce como el ozono estratosférico. Este instrumento no regresa, porque al llegar a los 35 mil metros experimenta una ruptura, después de expandirse lo que provoca una cesión de material. Al explotar estos globos caen en la cordillera de Los Andes.

GLOBO CAUTIVO

Este lanzamiento es el primero de un programa anual que continúa con un siguiente evento a realizarse en el mes de enero en fecha aún no definida.

La particularidad de este siguiente lanzamiento es que será un globo de sonda permanente, o cautivo, que se instalará a unos 300 metros de altura, en la zona del paso montañoso entre Colina y Los Andes. “La idea es observar de qué manera la contaminación de ozono superficial pasa hacia el valle del Aconcagua desde la ciudad de Santiago.

CARACTERÍSTICAS DEL EQUIPAMIENTO

El equipo de ozono-sondas se compone de un instrumento que mide ozono, softwares especializados para el procesamiento de la información y la correspondiente de calibración de ozono, de sensores meteorológicos (temperatura, humedad, presión, dirección y velocidad del viento), de antenas UHF y GPS que permiten recibir la información registrada por los sensores de forma instantánea y que, además, posicionan geográficamente el globo sonda a lo largo de toda su trayectoria hasta los 35 mil metros de altura y su posterior caída.


 

Comments are closed.