Huelguistas de Caimanes denuncian que negativa de minera Los Pelambre impide solucionar conflicto

Compleja es la situación en Caimanes, donde se vive una huelga de hambre que ya supera los dos meses, marcados por el fracaso del diálogo entre la empresa minera “Los Pelambres” y los pobladores, llegando hoy a una instancia crítica en la que se podrían reanudar las conversaciones, así como también recrudecer el conflicto. Radio Universidad de Chile.cl, 06 de diciembre 2010.


A más de 70 días de iniciada la huelga de hambre de un grupo de pobladores de la localidad de Caimanes ante el peligro que constituye el posible desborde del relave “El Mauro” de la empresa minera “Los Pelambres”, la solución sigue siendo confusa.

Pese a que la minera Los Pelambres acogió la petición de una mesa de diálogo con la comunidad, el intento fracasó dos veces, por lo que una comitiva de diputados encabezada por la presidenta de la Cámara de Diputados, Alejandra Sepúlveda, visitó la provincia de Choapa y se comprometió a realizar las gestiones que permitieran propiciar un tercer acercamiento.

En este contexto, el diputado del distrito, Luis Lemus, indicó que bajo el endurecimiento que ha mostrado este conflicto, la mesa de diálogo no se ha podido concretar hasta el día de hoy, principalmente por las condiciones que imponen ambas partes para sentarse a conversar.

“El diálogo hoy no existe es una situación que ha provocado que tres huelguistas hayan tenido que deponer el movimiento por condiciones físicas. Me parece que lo más lógico es que siguieran dialogando, y además está comprobado que la empresa no ha querido dialogar más luego de tener una conducta de conversaciones, pero al final se cerró y el Gobierno tampoco ha puesto mucho de su parte”, señaló el parlamentario.

Con esto coincidió el vocero de los huelguistas y de la comunidad, Cristián Flores, quien criticó la distancia que ha tomado el Gobierno, al calificar el problema como “un conflicto entre privados”.

“En cualquier momento alguno de ellos podría tener un desenlace fatal, pero ellos no quieren intervenir, señalando que es un problema entre privados. Sin embargo, no es un problema entre privados porque el Estado tiene responsabilidades profundas en el caso. Para empezar es un conflicto social y los gobiernos tiene que intervenir, es su responsabilidad y no lo quieren hacer porque al parecer la familia Luksic es más poderosa que nuestro propio Estado”, enfatizó el vocero de los pobladores.

Una situación que, después de reiteradas conversaciones con las comunidades, la empresa y representantes de Gobierno, la diputada Alejandra Sepúlveda ve con otros ojos, anticipando un posible acercamiento para esta semana.

“La semana pasada converse con gente de la empresa y con vecinos del sector, y a través del ministerio del Interior colocar un facilitador y al parecer el Gobierno tiene la disposición de apoyar esta mesa y yo espero que este lunes se pueda encontrar una solución y tener una mesa de diálogo lo antes posible”, indicó la presidenta de la Cámara Baja.

No obstante, el vocero de los huelguistas desconfía de la disposición de la empresa y aclaró se encuentran unidos para combatir la explotación que podría significar el desborde de millones de toneladas de contaminantes sobre las comunidades y el medio ambiente, anunciando un recrudecimiento en la lucha.

Flores añadió que es necesario que el gobierno muestre que está gobernando “para todos los chilenos” y no para grupos específicos y que, de una vez por todas, en Chile se respete el derecho de las comunidades a vivir en un medio ambiente libre de contaminación. 

Comments are closed.