Más de US$ 100 millones al año se queman en los incendios forestales

El fin de semana se calcinaron 5.400 hectáreas. Al mediodía del domingo se desató un incendio en Catapilco, y el dueño de casa con sus hijos y gente del lugar tuvieron que desviarlo tirando tierra y agua con botellas para que no llegara a la casa, pero con el resto hubo poco qué hacer. El Mercurio, 19 de diciembre 2010.
Lea noticia relacionada: Informe: 29 comunas concentran el 55% de los incendios forestales de la última década.


"Los bomberos llegaron, tiraron agua 10 minutos y se fueron, porque el incendio no amenazaba la casa; dijeron que llamáramos a la Conaf, pero no nos contestaron", cuenta el afectado. Ese día se había desatado un infierno en la Quinta Región, donde había 23 incendios activos más otros seis en la Metropolitana y Conaf debió priorizar.

La corporación forestal apaga, en primer lugar, los incendios que amenazan bienes estratégicos, como poblados, aeropuertos y carreteras; en segundo lugar, el patrimonio forestal del Estado, y después ayuda a quienes no tienen la capacidad técnica ni material para protegerse, como pequeños propietarios. "Ahora queremos trabajar con empresarios agrícolas para que puedan implementar brigadas", explica el director de Conaf, Eduardo Vial, quien recuerda que el primer responsable de proteger sus bienes es el dueño.

El vecino de Catapilco podría haber contratado el servicio de empresas privadas de helicópteros que lanzan agua sobre incendios. "El fin de semana me llamó una persona de La Ligua para pedirme que lo ayudara a apagar un incendio en su predio", explica Mauricio Gutiérrez, gerente de helicópteros Alfa y piloto de Agro Servicios, dos empresas de combate aéreo de incendios. Cobran desde 50 UF ($1.072.259) la hora y el servicio es de mínimo dos horas.

Pérdida y gasto

US$ 50 millones al año son las pérdidas directas en hectáreas que se hacen humo, pero el daño va mucho más allá por la erosión, desertificación, contaminación y la biodiversidad que se pierde, cifra que, a juicio de los expertos, se multiplica por diez.

Pero si sumamos sólo la pérdida directa de US$ 50 millones más el gasto en que incurre la Conaf y las forestales al año se superan los US$ 100 millones.

El presupuesto de la Conaf queda chico para tanto incendio y, después de una temporada de incendios en el hemisferio norte, se avisora un verano complicado.

Este año la Conaf aumentó su presupuesto en un 3,5% respecto del año pasado y llegó a los $11.500 millones, los que, sumados a los recursos que traspasa la Onemi en emergencias de alerta roja, llegan a $13.500 millones (US$ 28,5 millones) anuales.

"Durante el año el gasto supera entre un 15% y 18% el presupuesto corriente", explica Vial.

La Corporación tiene una dotación permanente de 600 personas trabajando en el manejo del fuego, pero en la temporada de incendios, que se extiende desde noviembre a abril, se contratan 1.500 brigadistas y el servicio de siete helicópteros, a los que se suman tres aviones propios.

La Corporación de la Madera (Corma), que reúne a 200 empresas forestales, también tiene brigadas y equipamiento. "Tenemos convenios de colaboración mutua con Conaf", explica el presidente de la Corma del Biobío, Jorge Serón, quien aclara que el 70% de los incendios que combaten son fuera de sus predios. La Conaf también los apoya, pero sin cobro.

Las forestales tienen 24 helicópteros arrendados, 11 aviones cisterna y 900 brigadistas.  
 
$345 mil brutos al mes gana un brigadista forestal de Conaf.
$770 mil promedio cuesta el equipamiento y vestuario de los mismos.
1.500 brigadistas tiene Conaf en 78 equipos forestales.
45 grupos de combate de incendio tiene el Ejército y 18 la Armada.
$2 mills. es el mínimo que le puede costar a un particular contratar a un helicóptero para apagar un incendio. (50 UF la hora, por dos horas).
US$ 8,5 millones cuesta un helicóptero para combatir incendios forestales.
Siete helicópteros arrendados tiene la Conaf. Compró uno que aún no está operativo.
Tres aviones propios tiene la Corporación Forestal.
24 helicópteros arriendan las forestales. Por cada uno paga US$ 250 mil ($118 millones) la temporada, más US$ 1.000 ($473.000) la hora de vuelo.
11 aviones cisterna, más 2 de vigilancia y 2 de coordinación alquilan las forestales.

Comments are closed.