Nuevas normativas sanitarias causan divergencias entre salmoneros

Vjeko Rafaeli. El gerente general de Trusal calificó de sobredimensionado el optimismo actual de la industria salmonícola. Estrategia, 14 de diciembre de 2010.
Lea noticia relacionada: Dos centros en observación por posible brote virus ISA.


El gerente general de Trusal –firma que se retiró de SalmonChile en 2009–, Vjeko Rafaeli, afirmó que si bien las nuevas normativas sanitarias para la industria del salmón han avanzado, “han generado divergencias importantes entre actores del sector, en el tema del uso de los estuarios y los reproductores en agua de mar, por ejemplo”.

Rafaeli señaló que “pensamos que aún hay temática para desarrollar, pues falta investigación y conocimiento. En un principio estaban todos de acuerdo con las normas, pero ahora se están dando cuenta que por temas económicos y operacionales no son tan fáciles de administrar y concretar”.

Como muestra, Rafaeli precisó que en la distancia entre barrios “difiero con la opción, porque del punto de vista biológico, hay fauna silvestre que se mueve en forma indiscriminada de un lado a otro, tengo mareas, producción de choritos, pescadores artesanales con sus embarcaciones y lobos marinos. No es una herramienta útil para frenar enfermedades”.

Asimismo, Rafaeli calificó de sobredimensionado el optimismo que existe en la industria, “y sobrepasar los niveles de producción previas al virus ISA va a depender de las concesiones otorgadas y de los descansos sanitarios. Y también del capital que llegue al sector, por medio de socios, aperturas a Bolsa y aumentos de capital”. Eso sí, manifestó que Chile recuperaría al mercado de EE.UU. en un plazo de dos o tres años.

La banca, pese a que ha ayudado al sector, “no tiene mucho incentivo de poner capital de trabajo, lo que sí, ya se empieza a hablar de capital de inversiones”, según Rafaeli. En cuanto a los precios, subrayó que “las siembras de salmón atlántico indican que en el 2012 va a venir una baja, aunque se mantendrán márgenes razonables. En el caso del coho y la trucha, sus precios serían más estables”.

Este año Trusal producirá alrededor de 28.000 toneladas de salmónidos, principalmente coho y trucha, y en 2011 entre 33.000 toneladas y 34.000 toneladas, con el primer centro de salares (atlántico) cosechándose. El plan es tratar de mantenerse en las 35.000 toneladas por un par de años y después, subir gradualmente, lo que requerirá una inversión anual de unos US$5 millones en el siguiente quinquenio, de acuerdo a Rafaeli. 

Comments are closed.