Operadores de energías renovables cuestionan fuerte incremento de tarifas eléctricas

Dijeron que los precios en su mayoría están indexados a los costos del carbón, gas y diésel, que continuarían subiendo, y pidieron concretar ingreso de energías renovables no convencionales. La Segunda Internet, 07 de diciembre 2010.


Los operadores de energías renovables cuestionaron los altos valores de las tarifas eléctricas en el país y pidieron concretar el objetivo del gobierno de que un 20% de la matriz energética corresponda a energías renovables no convencionales, así como limitar en un 20% el crecimiento de las emisiones de efecto invernadero.

“Chile se enfrenta a una encrucijada única en su historia energética. Frente al desafío de retomar el crecimiento del 6% anual que se necesita para alcanzar el desarrollo dentro de esta década, necesitaremos duplicar la capacidad eléctrica. Esto se ha traducido en una serie de objetivos planteados por el gobierno, que esperamos se cumplan”, explicó el recientemente asumido presidente de la Asociación Chilena de Energías Renovables A.G. (ACERA), Alfredo Solar y su Vicepresidente Ejecutivo, José Ignacio Escobar.

Según los dirigentes, “estos objetivos del gobierno son contar con un 20% de energía renovable no convencional (ERNC) y limitar en un 20% el crecimiento de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) hacia el año 2020, y además reducir en un 40% los precios de energía del mercado spot hacia el año 2014, que hoy promedian 130 USD/MWh, como lo ha planteado recientemente el ministro de Energía”.

“Chile debe definir su situación energética y la iniciativa legal impulsada por la Comisión de Minería y Energía del Senado, que busca convertir en ley la meta gubernamental de 20% de ERNC al año 2020, es clave para apoyar la política energética del gobierno", sostuvo el representante.

Agregó Solar que se necesita entregar señales "potentes y claras a los inversionistas del sector, nacionales e internacionales, para llevar a cabo las inversiones necesarias para la construcción de 4.000 MW de ERNC, en caso que estos cambios sean aprobados”.

De acuerdo a cifras del mismo ente gremial, los chilenos pagan actualmente entre US$190 y US$250 por MWh, debido a contratos que fueron licitados por las distribuidoras entre el 2006 y 2008, con duración hasta más allá del 2020. Dichas empresas a su vez pagan en promedio 98 US$/MWh a las generadoras y el Precio Medio de Mercado (PMM), que incluye clientes regulados y libres, es de 117 US$/MWh, según el último informe de la consultora Systep.

Estos precios, se explicó, en su mayoría, están indexados a los costos de los combustibles fósiles (carbón, gas y diesel), "los cuales muy probablemente van a seguir subiendo en los próximos años", según lo determina la Agencia Internacional de la Energía.

"Esto ha significado un alza promedio, en los últimos 12 meses, del 22% en la compra de energía para clientes regulados, con alzas de hasta un 57% para algunos contratos. Frente al 2% de IPC en el mismo período, esto representa un serio deterioro en el poder de compra de las personas y, por ende, en su calidad de vida”, expuso Solar.

Por dicha razón, ACERA plantea que la introducción de un porcentaje importante de ERNC en la matriz, ayudaría a cumplir todos "los objetivos del gobierno, de la gente y de las industrias, entregando energía limpia, a precios competitivos y fijos en el tiempo, y segura en su suministro y abastecimiento".

Además-sostuvo- las tecnologías ERNC son las únicas que pueden ser construidas masivamente en plazos de tiempo acotados, a diferencia de las tradicionales como termoeléctrica o hidroeléctrica de embalse.

“A pesar de los objetivos del gobierno, de la presión de la industria exportadora y de la opinión pública, el sector eléctrico reacciona con una propuesta de generación –ingresada al SEIA– de más de 16.600 MW para ser construidos en los próximos 10 años. Ésta considera 9.300 MW térmicos, 3.800 MW de grandes hidroeléctricas (pasada y embalse) y sólo 3.500 MW de ERNC, de los cuales sólo se han materializado menos de 300 MW, que equivalen a una oferta inferior al 2% de la actual demanda total de energía”, interpelaron los dirigentes.

En opinión de la asociación gremial, la opinión pública está "muy sensibilizada con el tema energético y el cuidado del medioambiente". Al respecto, recordaron que la Fundación Jaime Guzmán acaba de publicar que el 65% de la población rechaza las centrales térmicas a carbón, el 48% rechaza la construcción de grandes embalses hidroeléctricos y el 77% está dispuesto a pagar igual o más en su cuenta de luz por contar con fuentes limpias de energía. Cifras que son respaldadas por resultados de las encuestas de la Universidad Andrés Bello y de la Diego Portales, "respecto al apoyo absoluto al fomento de fuentes ERNC”, comentaron.

Según los estudios de ACERA, el desarrollo de las ERNC en las actuales condiciones del mercado "no lograría cumplir ninguno de los objetivos planteados, proyectando una penetración inferior al 7% de ERNC respecto al total de energía al 2020".

Esos mismos estudios indican que de lograrse los objetivos trazados en materia de matriz enérgetica y emisiones de efecto invernadero, se materializarían 4.000 MW de nuevos proyectos ERNC en todas las tecnologías, con un precio promedio de 95 USD/MWh, generando más de 10.000 nuevos empleos, una inversión de 12.000 millones de dólares, una reducción de 15% en los costos marginales promedio y reducir en 60 millones de toneladas de CO2, hacia el año 2020.

Así, según los operadores del área, el costo para implementar estos compromisos sería inferior al 2% del precio actual de la energía. 

Comments are closed.