Pobladores de Caimanes deponen huelga de hambre y abandonan diálogo con Los Pelambres

Después de 81 días, los habitantes de la localidad nortina terminaron el ayuno con el cual protestaban para pedir la erradicación del tranque de relaves El Mauro, pese a no llegar a acuerdo con la minera. "Decidimos que tenemos que dar una nueva forma de lucha, y para eso necesitamos estar todos vivos", dicen. Además, denunciaron que el obispo de Illapel, mediador en el conflicto, requisó un registro en video de las negociaciones a petición del representante de la empresa. Radio Universidad de Chile.cl, 17 de diciembre 2010.
Lea noticia relacionada: Huelguistas de Caimanes depusieron la medida ante riesgos a la salud.


Después de 81 días de huelga de hambre, los comuneros de Caimanes depusieron la medida de presión que buscaba el cierre y traslado del tranque de relaves El Mauro, el más grande de América Latina, perteneciente a Minera Los Pelambres, y abandonaron la mesa de diálogo con la empresa.

Según los pobladores de El Mauro, Caimanes y el Valle del Pupío, en la provincia del Choapa, el agua para la agricultura y consumo doméstico se ha hecho escasa, en casos más extremos no existe, y hay peligro permanente de contaminación y desborde del tranque de relaves.

Si bien ayer se había logrado instalar una mesa de diálogo con la empresa en las dependencias del Obispado de Illapel, Cristián Flores, vocero de los comuneros y quien fuera vetado por la minera como interlocutor, explicó que no seguirán negociando: “La mesa se quebró, dado que ayer hubo una instancia de diálogo con minera Los Pelambres donde la oferta que le hizo al pueblo fue una burla. No trataron nada de fondo, que es lo que estábamos solicitando, el cierre y la erradicación del tranque, debido a que no tienen ningún interés por conversar o llegar a un acuerdo con la comunidad. Hemos decidido que tenemos que dar una nueva forma de lucha, y para eso necesitamos estar todos vivos”, explicó.

Además, Flores criticó la poca voluntad por parte de la empresa para tomar sus responsabilidades por el impacto social y ambiental que produce y aseguró que sólo propone medidas de contención.

El vocero dijo que la huelga permitió poner en el tapete esta situación y que fue un período de aprendizaje sobre cómo defender la tierra, cómo actúan los políticos y los medios de comunicación frente a este tipo de problemas medioambientales.

Para Lucio Cuenca, del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA), las condiciones impuestas por la minera, propiedad de la familia Luksic, sólo buscan entrabar el diálogo, lo que finalmente sucedió.

“La empresa no puede estar condicionando una decisión que toma la comunidad, sería como que la comunidad le dijera a la empresa a qué gerente o a quién debe poner en la mesa para que represente los intereses de la empresa. Es un artiulugio para bloquear las negociaciones”, dijo.

Por su parte, Mauricio Ríos, de la Red Ambiental del Norte, cuestionó la intransigencia de la empresa en este conflicto: “Estamos anodadados con el tema, porque vemos el autoritarismo de la empresa. Si van a El Mauro, ven el daño que se está haciendo y la actitud de Los Pelambres y sus dueños, no tienen ninguna equidad, no hay ningún elemento que proteja la vida de la gente que está alrededor de estos megaproyectos. Es peor que David y Goliat”, comentó.

Ríos lamentó la nula intervención de las autoridades de Gobierno durante este largo proceso y acusó un lobby comunicacional, que ha impedido que este tema sea considerado en la mayoría de los medios de comunicación.

Un nuevo desencuentro fue el requisamiento de un video que filmaba las negociaciones por parte del obispo de Illapel, Jorge Vega, quien accedió a la petición del vocero de Los Pelambres, Miguel Sánchez, de objetar la grabación.

Los comuneros de Caimanes anunciaron que hoy a las 19:00 hrs. se reunirán en asamblea para analizar la última propuesta de la empresa y que se darán un período de reflexión de 15 para definir los pasos a seguir.

A través de un comunicado la Gerencia de Asuntos Públicos de Minera Los Pelambres valoró la decisión de los comuneros en huelga de deponer su medida de presión, puesto que ésta ponía en riesgo la salud de los manifestantes y creaba un “clima de polarización” en la zona.

Asimismo la empresa invita a retomar el diálogo y “trabajar en conjunto en el Plan de Desarrollo Sustentable que hemos presentado, para que éste pueda ser mejorado con la participación de todos”.

A través de un comunicado la Gerencia de Asuntos Públicos de Minera Los Pelambres valoró la decisión de los comuneros en huelga de deponer su medida de presión, puesto que ésta ponía en riesgo la salud de los manifestantes y creaba un “clima de polarización” en la zona.

Asimismo la empresa invita a retomar el diálogo y “trabajar en conjunto en el Plan de Desarrollo Sustentable que hemos presentado, para que éste pueda ser mejorado con la participación de todos”.

 

Comments are closed.