Destino del tendido de HidroAysén será decidido por director del SEA

Por ley, el director del Sistema de Evaluación Ambiental define los proyectos interregionales. La Tercera, 24 de enero 2011.
Lea noticia relacionada: Gobierno busca reducir a la mitad el plazo de la tramitación ambiental de los proyectos.


En el último trimestre de este año, HidroAysén presentará el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) de la línea de transmisión de dos mil kilómetros que transportará la energía por nueve regiones, desde Aysén a Santiago.

A diferencia de la primera parte del proyecto de Endesa y Colbún, que contempla la instalación de cinco represas de una capacidad total de 2.750 MW, el tendido de 3.800 torres enfrentará una tramitación distinta. Esto, porque la decisión de la aprobación o rechazo de la línea dependerá exclusivamente del director ejecutivo nacional del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA).

El jefe de la División Jurídica del SEA, Andrés Sáez, señala que el Estudio de impacto Ambiental de los proyectos interregionales-que involucran a más de una región- no es votado por la Comisión de Evaluación-que ahora asume el rol que tenían las Coremas-, sino que "lo califica el director ejecutivo del Servicio de Evaluación Ambiental".

Esto, en la práctica significa que la decisión de aprobar o rechazar el proyecto no es votada por la Comisión de Evaluación, sino que depende de ese funcionario.

Aunque Sáez declinó referirse a HidroAysén en particular, detalló el procedimiento para evaluar proyectos interregionales y precisó que esta fórmula fue heredada de la institucionalidad anterior, ya que antes el destino de este tipo de proyectos era decidido por el director ejecutivo de la Conama nacional.

Pero, hasta ahora, la institucionalidad nunca había enfrentado un proyecto de estas dimensiones. En este marco, cuando el tendido de HidroAysén ingrese al sistema, lo hará al SEA nacional, cuyo director ejecutivo, Ignacio Toro, lo distribuirá entre los organismos sectoriales, que deben revisarlo y presentar observaciones.

Luego, los servicios analizarán el proyecto y enviarán sus informes , "que sólo ilustran la decisión final. No son vinculantes para el director ejecutivo", aseguró Sáez.

En base a estos informes, el equipo de la dirección ejecutiva del SEA elaborará el Informe Consolidado de Evaluación (ICE), en el que se recomienda si aprobar o rechazar el proyecto, pero la cabeza del SAE determinará si tomarlo o no en cuenta.

Eso sí, su decisión es apelable y puede ser revertida por el Comité de Ministros.

Para la codirectora del Centro de Derecho Ambiental de la Universidad de Chile, Valentina Durán, la situación es "preocupante" y denota que la institucionalidad "quedará chica para este proyecto".   
 
La infraestructura tras las centrales

La línea de transmisión que requiere HidroAysén para operar tiene dos mil kilómetros y transportará la energía por nueve regiones del país, desde Aysén a Santiago. 

 

Comments are closed.