Municipio rechaza termoeléctrica en bahía de Patache

Acuerdo de concejo de Iquique. Consejo de Conama acogió reclamo de empresa Río Seco y acordó continuar con proceso de calificación ambiental. El Mercurio, 25 de enero 2011.
Lea noticia relacionada: Sector eléctrico deberá invertir hasta US$1.200 millones para cumplir nueva norma.


El concejo municipal de Iquique autorizó a la alcaldesa Myrta Dubost a gastar "lo que sea necesario" en inserciones y en declaraciones públicas para asumir en forma efectiva un liderazgo en la campaña en contra de la instalación en Patache de la central termoeléctrica Pacífico, a 61 kilómetros al sur de la capital regional.

El municipio se opone al acuerdo del consejo directivo de Conama -donde participan ministros de Estado-, que en octubre del 2010 revirtió la resolución de Corema de Tarapacá, que por unanimidad había rechazado el proyecto sometido a evaluación de impacto ambiental.

La empresa Río Seco S.A., impulsora de la termoeléctrica, presentó un recurso de reclamación ante el consejo directivo de Conama por adolecer de "un vicio de forma".

Al aprobar dicho recurso, el consejo directivo ordenó acoger todas las solicitudes de aclaraciones, rectificaciones o ampliaciones y continuar con el proceso de evaluación y calificación ambiental.

El concejo municipal impulsará una campaña para hacer sentir el malestar local y exigir que la región sea considerada como piloto y líder en el uso de energías renovables.

La central termoeléctrica Pacífico, que tiene una inversión proyectada de 750 millones de dólares, busca generar 350 MW mediante el uso de carbón bituminoso. Su construcción demoraría 44 meses.

Sus detractores argumentan que los residentes en caleta Chanavayita han sufrido la polución de otra termoeléctrica y una planta de molibdeno existentes en el sector y que una nueva central dañará las colonias de chungungos, lobos marinos y pingüinos de Humboldt del área.

El 16 y 17 octubre de 2009 el municipio realizó una consulta ciudadana, donde votaron 15.870 personas -equivalentes al 8% de la población total de Iquique-, respecto a la central termoeléctrica. El 91% rechazó su instalación.

La alcaldesa Myrta Dubost señaló que el país tiene el desafío de reducir las emisiones de las industrias energéticas. "En el caso de nuestra comuna, nuestro deseo es que no se instalen termoeléctricas a carbón, que son las más contaminantes, comprometen el medio ambiente y la calidad de vida de muchas personas. Nuestro desafío es el empleo de energías renovables", expresó.  
 
350 MW generará la central termoeléctrica.
US$ 750 millones es la inversión proyectada.
91% votó en contra en consulta ciudadana.


 

Comments are closed.