Preocupación por posible instalación de central termoeléctrica en el canal de Chacao

Sectores como la pesca artesanal y el turismo ven con temor la construcción de una central a carbón en la península de Chayahué, cercana a la localidad de Pargua. El Repuertero 03 de enero de 2011.


Preocupación existe en la comuna de Calbuco y en los sectores de Chayahue y Pargua Específicamente, por la posible instalación de una central termoeléctrica en el canal de Chacao.

La noticia que conocía hace algún tiempo, se confirmó con la reciente publicación un estudio realizado por el Ministerio de Energía y que plantean que la península de Chayahué, cercana a la localidad de Pargua, sería un lugar viable para instalar una central termoeléctrica a carbón.

El documento, iniciado en 2007, identifica seis posibles ubicaciones para este tipo de generadoras de energía a nivel nacional, situó como lugar prelidecto para la construcción de la central, basando en las características del scetor, entre las que señalan: buen acceso al mar para descagar el carbón, abundante cantidad de agua para generar vapor y cercanía al Sistema Interconectado Central.

Conocida dicha información, las alarmas se encendieron de inmediatio por parte de diversos sectores de la comuna y la región. El primero que alzó la voz, ratificando la preocupación que ya había dado a conocer hace algunos día, fue el alcalde de la comuna de Calbuco, Rubén Cárdenas. El edil manifestó no sólo su inquietud por el tema, sino que dejó entrever el malestar que la situación le ha provocado, ya que la instalación de dicha central, es un inminente riesgo para los habitantes de Chayahué, Pargua e incluso la porpia ciudad de Calbuco.

Por su parte, la diputada Marisol Turres, señaló que el carbón es una fuente de energía muy contaminante, que afecta de manera importante todo el ecosistema que rodea a la central. “Es preocupante que el Gobierno anterior haya propuesto a Chayahué como un lugar ideal para instalar una planta de estas características, que dañaría de manera irremediable el medio ambiente".

Junto con ello, la parlamentaria señaló que este tipo de centrales no sólo traería consecuencias negativas en la salud de los habitantes, sino que también afectaría a una de las principales actividades de la zona, como lo es la pesca artesanal.

Otro sector que también manifestó su preocupación por el tema, es turísmo, considerando el punto de atracción y enorme potencial que significa el canal de Chacao como puerta de entrada al patrimonio natural y cultural que es la isla Chiloé.

Para la parlamentaria gremialista, es fundamental que las decisiones en este tema se adopten tras conocer la opinión de las comunidades que se verán afectadas. “Es necesario impulsar la participación ciudadana, y es indispensable mantener informada a la gente de la región, especialmente a las comunidades de Calbuco, Maullín y Ancud, pues el radio de influencia de una obra de esta magnitud no se limita a la localidad de Chayahué en Pargua”, afirmó la diputada Turres, quien recordó que los proyectos gestados a espaldas de la ciudadanía durante el gobierno anterior —como la doble vía entre Puerto Montt y Pargua—siguen generando preocupación y críticas entre los vecinos afectados.

“Por esta razón, solicitaré desde la Cámara de Diputados informes a los Ministerios de Energía y de Bienes Nacionales sobre la situación actual en Pargua, y sugeriré que, desde la primera etapa del trabajo de caracterización territorial que estas carteras entregarán en marzo al presidente Piñera, se recoja la opinión de los habitantes de la región y de las comunas directamente afectadas”, remató la diputada Marisol Turres. 

Comments are closed.