Propiedad intelectual y energía nuclear: los temas que traen al presidente Obama a Chile

El desarrollo energético nuclear en Chile, que se discutió el año pasado con Francia, también interesa a las empresas estadounidenses, que hacen lobby en Washington para abrir nuevos mercados. El Diario Financiero, 27 de enero 2011.


La visita a Chile que anunció Barack Obama el martes, durante su discurso del Estado de la Unión, será la segunda gira del presidente estadounidense a la región después de que visitara México el año pasado. En esta ocasión, Obama y el presidente Sebastián Piñera tendrán que enfrentar algunos temas pendientes entre los dos países en materia de propiedad intelectual y energía, además de estrechar vínculos comerciales y democráticos.

Ciertamente el tema de propiedad intelectual es un problema que se arrastra en la relación bilateral, particularmente en relación a la industria farmacéutica, comentó a DF el director del Instituto de Ciencias Sociales (ICSO) de la Universidad Diego Portales, Claudio Fuentes. Y es que, desde que entró en vigencia, en 2004, el Tratado de Libre Comercio entre ambos países, EE.UU. le ha reclamado a Chile por no cumplir satisfactoriamente con los parámetros de propiedad intelectual y de protección de patentes, conocido como linkage.

Otro punto que se trataría durante la visita a Santiago sería el tema energético. El posible desarrollo de la energía nuclear en nuestro país es una tema que el presidente Piñera ya ha discutido con el gobierno francés. Pero la industria estadounidense está haciendo lobby con Washington para que ayude a las empresas locales a abrir mercados a sus nuevas generaciones de reactores.

Reposicionamiento en la región

Uno de los principales objetivos del viaje a Latinoamérica, que también incluirá paradas en El Salvador y Brasil, es reposicionar a EE.UU. como líder regional. Obama busca consolidar el liderazgo de EE.UU., asumiendo los cambios en el sistema internacional, lo que hace que la Casa Blanca desarrolle una preocupación hacia las Américas, opinó la directora de la escuela de Ciencias Políticas de la Universidad Central, Pamela Figueroa. China está haciendo un esfuerzo por incrementar su influencia económica en América Latina, por eso Obama, quiere consolidar los lazos con los países con los que ha tenido una buena relación y establecer una relación más horizontal.

Pero algunos observadores dudan de que puedan haber grandes avances en las relaciones de la región con Washington en los próximos años, ya que las prioridades de los estadounidenses ahora apuntan a Asia y Medio Oriente. La región ocupa muy poco espacio político y económico (en EE.UU). Y cuando lo ocupa, es por una agenda negativa asociada con la migración, propiedad intelectual y narcotráfico. La prioridad dentro de la región seguirá siendo México por los problemas institucionales y de seguridad en ese país, acotó el académico de la UDP.

Promoción democrática

Chile y EE.UU. comparten un interés común en promover la democracia, dijo el ex embajador en EE.UU., Mariano Fernández, quien señaló que uno de los aspectos de Chile que atrae a Obama es su consolidación democrática y su aporte a la estabilización de los derechos humanos en la región. Sin embargo, aún no estaría claro si el presidente Piñera querrá desempeñar el rol de moderador que venía cumpliendo Chile.


 

Comments are closed.